RETO 18 – PAPÁ

—Papá me has hecho falta todos estos años, crecí sola y sin tu cariño.

—¿de qué hablas? —desvía la mirada— Si te di todo para que estudies.

—Tenía solo nueve años cuando decidiste ignorarme. ¡Era una niña papá! Necesitaba que juegues conmigo, que me quieras y me cuides —trago saliva—. Envidie el cariño que dabas a mis hermanos. Fue duro escucharte culparme por todos los problemas de casa y más cuando negabas que yo era tu hija —los recuerdos golpean mi corazón—. Lloré durante noches largas debajo de una frazada rogando a Dios por tu amor. 

—Ya no eres una niña para decir esas cosas —responde mientras me observa dudoso.

—¿Sabes lo difícil que fue para mí luchar con ese trastorno? Hubo días donde solo pedía desaparecer —empiezo a temblar—. No aceptaba estar enferma y mucho menos no contar con su apoyo. Crecí insegura, tímida y sin autoestima. ¿Recuerdas aquella carta que te escribí? —las lágrimas se deslizan por mi rostro— Suplique en ella tu ayuda, tenía la esperanza de un cambio, pero al ver que la rompías diciéndome que deje de escribir tonterías supe que mis sentimientos poco te importaban —bajo la mirada limpiando mis lágrimas. 

El silencio se apodera de la habitación, papá se encuentra confundido, mientras intento producir alguna palabra. 

—Espero cada año nuevo muy contenta porque es la única vez del año donde me abrazas y dices que continúe con mis estudios —levanto la cabeza y lo miro—. Cada año me esmero mucho para ser tu orgullo en la familia papá.

¿Te gustó?

Puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!.

Judith Emiliana Huampo Quispe
Author: Judith Emiliana Huampo Quispe

Siempre de pie.

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta

cuatro × 1 =