RETO 18 (El Mejor Papá del Mundo)

–Ey ¿Cómo estuvo tu día? – Estaba recargado en el marco de la puerta, a la entrada de la cocina, un joven de cabello rubio.

–Igual que siempre. Muchas vueltas y pocos clientes.

El joven se acercó sin perturbar a su padre que preparaba su habitual cena, unas quesadillas con aguacate y mayonesa encima.

–Sabes, normalmente tengo en mente la idea general de lo que quiero decir, de hecho, siempre ha sido así, incluso en las noches donde discutíamos por tantos temas y al final solo nos preocupábamos de ver quien tenía la razón y convencer al otro con argumentos.

–¿Y quieres que esta noche sea igual?– Trató de ocultarlo, pero su voz se quebraba al pensar que ese sería el cierre de su día.

–No, no quiero. Fue en serio cuando dije que había hecho las paces con ustedes– se refería también a su madre quien había formado parte de varias discusiones en el pasado

–¿Entonces?– Su mirada seguía fija en la estufa.

Su hijo se acercó al lavabo que quedaba justo a lado de su padre. Recargó sus manos y cadera mientras miraba al techo.

–Nunca pudiste contestar la pregunta de cual es mi canción favorita ¿verdad?– Su padre lo vio de reojo pero él seguía viendo el techo –The Older I Get.

–No la conozco ¿De quién es o por qué te gusta tanto?

–Es de mi banda favorita, Skillet. John L. Cooper, el cantante y bajista de la banda, la escribió refiriéndose a su relación con su papá después de que su mamá se suicidara. Me hace recordar a cuando era más chico y a como eran las cosas entre nosotros.

–Ay, no manches Carlos, tu mamá ni está muerta. Y si llegamos a discutir y todo, pero no era para tanto.

El joven suspiró mientras agachaba la cabeza, apartándose del lavabo en dirección a la puerta.

–Es el pre-coro, cuando dice que estaba esperando por su papá en su habitación, y que el papá hacía lo mismo con él. Describe también el sentimiento de querer dejar que pase el tiempo para ser más grande y olvidar el dolor. Es el como pinta la sensación de soledad que lo mezcla con una esperanza de superarlo y una melodía que te convence de mirar hacia adelante. Eso es lo que la hace mi canción favorita.

–Hijo, no estabas solo, además yo tenía que…

–Lo sé papá, lo sé. Siempre fuiste sabio y sencillo en tu forma de pensar y actuar. Es lo que hizo que calara aún más que no te dieras cuenta de lo que en realidad quería y necesitaba de ti– Las lágrimas brotaban, pero con un giro desde el marco de la puerta, portando su mejor sonrisa, tan sincera como podía llegar a ser, limpió su rostro para poder decir desde el fondo de su corazón –Con todo y eso ¡haz sido el mejor papá del mundo!

carlozmoran
Author: carlozmoran

0

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. romina

    Falta trabajar la puntuación, guión correcto, espacios, lo que hablamos ayer en el vivo.

  2. Paris Olmos

    Muy común esta situación, el padre oye al hijo sin embargo le falta escucharlo mejor, ir al fondo de lo que su hijo quiere expresarle, por eso la importancia de no dejar para después las cosas y en el momento si sientes que tu padre no te ha captado tu idea, insiste en que así sea.

Deja una respuesta

14 − nueve =