Reto 18/De hijo a padre

Estamos los dos solos, no hay necesidad de usar máscaras, sin embargo enciendes tu cigarrillo como es tu costumbre cada vez que estás nervioso y quieres evadirte de la situación. 

Con tu tono seco preguntas:

—¿de qué quieres hablar? 

—Papá, no podemos pasarnos la vida mal, no te puedes pasar la vida mal, ya estás grande y las personas, principalmente nosotros, tu familia, no tenemos una buena relación contigo.

—Te vale madre lo que yo haga o deje de hacer.

—Tal vez empecé mal ésta plática, pero cuando estaba chico, tú eras mi ídolo. Aún recuerdo cuando llegabas de trabajar y me llevabas a la tienda a comprar un gansito, me cargabas en tus hombros y eso me hacía el niño más feliz del mundo. Conforme fui creciendo me ponía triste ver que no eras tan bueno como yo pensaba.

—¿para eso querías hablar? ¿para reprocharme lo mal padre que he sido? Mejor lárgate.

—Espera papá, no te pongas a la defensiva, lo que trato de decirte en pocas palabras es que siempre me has hecho falta, te necesitaba, y me duele que no te hayas dado cuenta de eso porque tu distanciamiento no sólo me hizo daño a mi también a mi madre y a mis hermanos.

—Estás pendejo, tú que sabes de la vida si sólo te la pasas leyendo tu biblia pensando que así se resuelven los problemas -das una bocanada al cigarro- la vida se trata de los pesos que tienes en la bolsa.

—Por favor papá, no sientes tristeza de estar solo y que ahora ni tus nietos quieren estar contigo

—Ya sé cómo es la gente, así que no me importa

—Creo que ésta plática no nos va a llevar a ningún lado así que lo único que te puedo decir es que si hubo algo en el pasado por mi queda olvidado. Yo no soy quien para señalar tus errores. Sé que todos nos equivocamos y yo tampoco he sido contigo el mejor de los hijos. 

Tienes una nueva oportunidad que la vida te da al conocer a tus nietos, te quieren mucho recuerdalo. Ya me voy papá.

—Ándale ya vete -sigues fumando pero las lágrimas caen por tu rostro así que aunque no lo aceptes sé que mis palabras te han llegado profundamente. Antes de salir volteo y te quedas sentado con los codos recargados sobre la mesa fumando un cigarrillo más.

marioenrique983
Author: marioenrique983

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Revisa lo que hablamos sobre guiones, espacios y uso de mayúsculas.

Deja una respuesta

cinco × cuatro =