Saltear al contenido principal

Reto #18

Íbamos en el auto, mi papá conducía un poco rápido en la extensa carretera y aún nos faltaba mucho por recorrer. En uno de los tramo mi subconsciente me regresó al pasado que me hizo recordar un plano similar de cuando era niño, en ese entonces mi papá era joven con todas sus destrezas al máximo nivel conduciendo con mucha celeridad para llegar en el menor tiempo posible. Me invadió la nostalgia los años nos pasan en vano y siempre se llevan algo de nosotros.

—Esta vía la conozco muy bien —me dijo despacio—, no sé si recuerdas pero cuando eras pequeño siempre viajábamos por muchas razones…

Mi padre con aquella frase quería regresar al pasado de donde siempre sacaba algo como enseñanza.

—Si lo recuerdo pero creo que ahora tenemos un poco de tranquilidad que hace años.

—Muchísima más tranquilidad, aunque algunas secuelas quedaron todo eso nos ayudó.

—¿Nos ayudó? —pregunté con desazón y sin estar de acuerdo—. No lo entiendo la compra de ese carro, la vez que casi divorcio de mi mamá, la casi muerte de mi hermana o cuando corte mi mano ¿En qué nos ayudó?

—Hijo —regresó a verme unos segundos—, todo tiene una razón de ser y todo estaba destinado en el plan de poder supremo por ejemplo si no hubiese comprado ese carro tal vez tuviéramos un poco más de dinero que quien sabe, lo administrara mal o lo malgastara en cualquier tontería, tu hermana casi se nos fue es verdad pero nos unió más como familia y nos hizo creer mucho más en Dios… y con respecto a tu mano respóndete ¿Qué cosa aprendiste?

—No lo sé… —dije titubeante—. ¿A no correr con botellas?

—No, aprendiste a cuidar ti mucho más y lo sé porque he visto como actúas cuando sales a la calle eres muy precavido en todas las cosas… ¿Ves? Todo tiene una razón de ser.

Quedó callado unos segundos pensé que no hablaría de lo que pasó con mi mamá pero siguió para pisar un terreno complicado.

—Aquel episodio fue negro en mi vida, pensé que jamás volvería a ver a tu madre de nuevo y cuando lo supe me vi sumergido en esa realidad tan agonizante. Aunque tenía aun alcohol en mi cuerpo supe que si seguía así mi vida terminaría destruida… aprendí a valorarlos y nadie sabe esto pero aquel día que no los encontré en la casa me senté a llorar como un niño sintiendo el vacío desolador al que iba a caer y no me avergüenzo de decirte esto porque soy un humano que también tiene sentimientos —me quedé pensativo por la ultima confesión de la que nunca me había enterado—, he cometido tantos errores que me los he guardado para mí mismo pero no hay día que no me arrepienta por todos ellos y si pudiera regresar el tiempo créeme que lo haría para dejar solo las enseñanzas y evitar el sufrimiento y todo el daño que les causé.

Con esa última frase me di cuenta que mi padre era tan sensible como cualquier persona, como yo o como mi hermano menor y que podría ser herido de la manera más simple.

—No importa lo que piensen —empecé a hablar sin darme cuenta—, lo que digan o los errores que tiene para mi es y siempre será mi héroe. Ha estado ahí sin importar las tormentas que nos azotaron jamás nos abandonó como muchos lo han hecho cuando ven la situación difícil por eso si pudiese resumir todo en una frase sería que lo admiro demasiado por aguantar todo y ser el escudo de nuestra familia pero más que mi padre ha sido mi consejero, mi amigo, mi compañero y la persona en quien confío plenamente. Perdónenos por ser una carga y nunca ayudarlo con todo el peso que tiene que cargar pero nunca lo abandonaremos en los días que más necesite. Me siento tan agradecido con Dios por dejarme estar a su lado y dejarme compartir los mejores momentos.

Estábamos en confidencias y esa era la mía, decirle todo aquello era tan satisfactorio si mi papá no se había dado cuenta que lo quería tanto ya lo sabía. Él soltó una mano del volante y me abrazó.

—Cuando naciste no pensé que alguien tan pequeño se convertiría en el hombre que eres hijo estoy muy orgulloso de ti.

Que increíble era contar con alguien que te protegería siempre sin importar si eras un niño o un adulto. Mi papá era un ángel de la guardia que nunca se escondería para pelear batallas que nosotros no podíamos.

Acerca del autor: Steven Macas

¡Involucrarse!

Bienvenido a CCS Escritores

Únete a nuestra comunidad y forma parte del nuevo grupo de escritores CCS 7-25

Comentarios

Romina Bayo Steven: el primer párrafo no aporta al texto. Solo confunde un poco sobre el tiempo en el que ocurre el diálogo. EL diálogo bien. Ahora relee para detectar errores de redacción, oraciones incompletas, palabras que faltan para entender lo que deseas transmitir.
Hace 7 meses
Volver arriba