Reto 17: Sin diálogos.

Amigo mío, confiaba en ti más que en mí mismo y tú opinión siempre fue primordial para mí, por eso permití que te acercases en un inicio.

Recuerdo como nos divertíamos hablando sobre nimiedades después de clases, hasta que nos sacaban de la escuela porque por las noches la cerraban. Cuando hablabas de libros increíbles, y esa manera tan propia que tenías de expresarte, a mí me impresionaba bastante. La confianza que tenías en ti mismo me hacía admirarte, y me contagiabas un poco de ella.

¿Qué fue lo que cambió? ¿O acaso sólo fingías? ¿Por qué me humillaste y me abandonaste, aun sabiendo que me estabas ayudando a perder mis inseguridades? ¿Era yo alguien que sólo usabas para divertirte y burlarte a mis espaldas? O es que ¿se volvieron para ti más importantes las drogas?

¡¿No pensaste caso en las consecuencias?! Ya veo que no. Ahora sólo le hablo a una lápida, sin escuchar una respuesta a cambio.

–Uriel Kaede.

Uriel Kaede
Author: Uriel Kaede

.

0

Deja una respuesta

dos + tres =