Reto 17 – Doble moral.

Un viejo amigo estaba comenzando a hacer que nuestro grupo se separase, y no sabíamos qué hacer. Cada día que pasaba él cambiaba más, y había llegado al punto en que se había vuelto extremadamente irrespetuoso y comenzaba a bullear incluso a las mujeres.

Yo sabía claramente que lo que él estaba haciendo era algo sumamente horrible, pero frente a mis ojos sucedió algo que definitivamente marcó un punto de inflexión. Una chica había abierto su botella de jugo, y sin querer dejó caer una gota de jugo en los zapatos de ese chico. Él estalló en rabia, le arrebató su jugo y se lo vertió completamente en  la cabeza, empapándola. Al día siguiente me enteré que hace una semana le había dado una bofetada a otra chica, entonces decidí hacer todo lo posible para alejarme de él.

A pesar de que teníamos amigos en común, él llegó al grado de discriminarnos a todos y a difundir falsos rumores sobre nosotros, por lo que no aguanté más y hablando con mis amigos de ese entonces les dije que estaba harto de él y que me causaba repulsión que se excusase diciendo que solo era defensa propia y eso lo había aprendido gracias al Tae Kwon Do, y que todos le habían hecho algo. Eso llegó a sus oídos.

Ese mismo día, a la hora de la comida, me aventaron un puño de comida que me cayó en el cuello. No podía identificar quién había sido, hasta que vi a alguien riéndose a más no poder. Era él.

Intenté respirar profundamente y cerrar los ojos, pero la rabia me consumía y casi al instante vi cómo le tiré su charola de comida, manchándolo por completo. Me retiré con la cara en alto, victorioso, creyendo que ya  lo había puesto en su lugar. Volteé y lo vi corriendo hacia mí iracundo, entonces saltó para darme un golpe en la tráquea. Me alcancé a mover de milagro y falló el golpe. Una bola de gente se reunió a nuestro alrededor. Estaban impactados, y ya habían visto cómo era él en realidad, y ese era mi principal objetivo, por lo que me fui diciendo que todo salía a la luz tarde o temprano, y que al fin verían lo mala persona que él era. La tensión se sentía en el aire, y la gente pensaba que él me atacaría por la espalda, pero no hizo nada más.

Sé que estuvo mal lo que hice, pero todo lo que él había estado haciendo me hizo perder los estribos. De cualquier manera, me alegra mucho que todo haya terminado como terminó, debido a que supieron cómo era él en verdad y la gente comenzó a alejarse de él.

JRichardGtz
Author: JRichardGtz

0

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. David Gómez

    Muy buena narración.

  2. Yesenia Cortés

    siempre por mas que la verdad se oculte siempre sale y aveces sale de la manera menos inesperada muy buen texto.

Deja una respuesta

13 + 14 =