Reto 17 “aroma a cigarrillo y licor”

No podía creer lo que había ocurrido. Camila y yo no pasábamos un buen momento, hace dos días que nos distanciamos y dejamos de hablar, la relación de casi dos años se desmoronaba y lo sabíamos. 

El sonido del celular me despertó a las 5 de la mañana, distinguí el nombre de mi mejor amigo en la pantalla, contesté extrañado y adivinando alguna mala noticia o algo que se pareciera, había quedado con él y unos amigos ir de fiesta esa noche, a último momento cancelé me sentía indispuesto sólo quería permanecer en casa, preguntó sobre mi situación con Camila sin tomarse la molestia de saludar, se notaba su ebriedad sin embargo su tono de voz era totalmente seria, le respondí que estábamos peleados y  probablemente arreglaríamos en unos días como siempre, me interrumpió diciendo que dejara las cosas ahí y que no intentara nada ya, porque acaba de verla besándose con un tipo en el antro y no parecía estar incómoda en lo absoluto, pese a saber que estaba siendo observada, no pude pronunciar palabra alguna, solté el móvil a un lado de la cama, mis lágrimas por alguna razón no se asomaron, traté de conciliar el sueño forzando mis párpados y lo único que conseguí fue imaginar la escena una y otra vez, estaba convencido que era el final quizá por eso no lloré, aún así me indignaba el hecho de saber que ella ya andaba en búsqueda de nuevos amores y experiencias, por mi parte lo único que quería era un poco de tranquilidad estaba cansado de peleas interminables, tenía que soltarla, ella ya lo había hecho pero no era justo cómo lo resolvía y en tan poco tiempo, me levanté por un vaso de agua, el cielo claroscuro a través de la ventana y las luces tenues de la calle se lograban apreciar desde mi escritorio, regresé a la cama tenía mucho por hacer en la mañana no podía desperdiciar el tiempo ni mis energías, me acordé del trabajo, definitivamente debía dormir un largo y pesado día me esperaba.

Alguien tocaba con insistencia, logré dormir un poco después de la llamada, el sol se dejaba ver e iluminaba mi habitación por completo, abrí la puerta, una figura femenina desaliñada con ojos llorosos, cabello suelto y un moretón en la cara esperaba ansiosa en ser atendida “me violaron” dijo bruscamente, rompió en llanto y se abalanzó abrazándome ocultando su rostro sobre mi pecho, el olor a cigarrillo y licor que emanaba quedó impregnado en mi nariz el resto del día. 

Francis C. S

renorseless96
Author: renorseless96

2

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Minerva

    Final del relato impactante.

Deja una respuesta

catorce + 9 =