Reto 16 LA FUENTE

Estamos frente a frente mirándonos, sintiendo conectarse el calor de nuestra piel, la respiración se nos hace profunda, el corazón palpita más rápido, cierro mis ojos, él también lo hace. Nuestros labios se encuentran con un tímido beso, me pierdo en sus movimientos delicados y lentos, tomando sus manos con las mías, fuertemente.

Minutos antes nos empujábamos de un lado a otro en las estrechas aceras de las calles, en dirección al lugar donde nos conocimos. El tráfico de las ocho continuaba, muchas personas esperaban volver a sus hogares, el ruido de las bocinas se hacían sentir hasta aquella plaza, rodeada de frondosos árboles y una fuente iluminada por luces artificiales. No tardamos en acomodarnos y bañarnos en los costados de la fuente, observando la luna brillar.

Él decide jugar con mi cabello enredándolo más de lo que ya estaba, intento hacer lo mismo, pero ríe a carcajadas porque no logro destrozar su pelo corto. Volteo aun lado sonrojada y decido darle golpes pequeños en la espalda, él susurra en mis oídos que también desea que lo toque, me siento confundida y retrocedo atrás. Y vuelve el juego con mi cabello acercándonos más, intento alejarlo pero ya es tarde.

Por un momento olvido el tráfico de la esquina, mi cabello enredado, los problemas, e incluso mis temores a ser lastimada. Percibo esas mariposas, del que todos hablan, dentro del estómago. Quiero congelar el momento, decirle lo mucho que lo amo, que deseo nunca separarme de él. 

Nuestro beso termina en un abrazo que nos une más y empezamos nuestra historia.

¿Te gustó?

Puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!.

Judith Emiliana Huampo Quispe
Author: Judith Emiliana Huampo Quispe

Siempre de pie.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. romina

    Bien redactado, pero vuelve a leer en el libro la definición de descripción. EN el vivo abordaremos más sobre ello.

Deja una respuesta

tres × 3 =