Reto 16. Descripciones: ¿Quieres ser mi novia?

 Es noche. Hace frío. Valeria y yo caminamos tomados de la mano, admirando las calles empedradas y estrechas de Real del Monte, sus casas del siglo XVIII, tejadas y pintadas de azul y amarillo. Me arden las mejillas. Un grillo canta. Miro a la princesa de reojo. Suelto una risita. Se ve como una osa pachoncita con su abrigo de lana marrón. Cuatro postes en hilera iluminan el sendero hasta un quiosco. Vamos a él. Subimos los pequeños escalones, cada uno tiene una tortuguita de plata al centro; me recargo en el barandal verde oscuro. Como solo traigo un suéter negro de algodón, siento la frialdad del metal en la espalda. Se acurruca en mí. Saco de mi bolsillo una hoja de libreta ligeramente arrugada: una carta que escribí para ella. Lo nota. Me observa. Sus ojos adoptan el brillo plateado del astro. Suspira.

–¿Qué es? –inquiere.

Trago saliva. La aparto. Pongo la rodilla derecha en el suelo. Con voz suave y cautelosa digo: “Valeria, ¿dejarías que sea yo el hombre que cuide de ti y que te acompañe en las buenas y en las malas? ¿Quieres ser mi novia?”. Permanece en silencio un par de segundos. El viento helado juguetea con su cabello lacio y castaño. Asiente, sonriendo. Me pongo de pie. La cargo y giramos por el perímetro hexagonal del inmueble. Ella grita, parece divertida. A mi mente viene el recuerdo de la primera vez que la vi caminar, con sus libros forrados de papel rojo, por los pasillos grises y polvosos del bachillerato; también, cuando nos dimos el primer beso, sentados en su césped recién cortado, húmedo, al pie de un frondoso álamo; o cuando me preparó y sirvió hot cakes y café en la vajilla de porcelana roja que su mamá tanto adora.

–Será para siempre –musita–. ¡Será para siempre!

Cierra los ojos y acerca su rostro al mío; nos detenemos; rozamos los labios y nuestras pieles se conectan. Nuestras miradas se encuentran una vez más. La luz de la luna nos envuelve por completo.

¿Te gustó?

Puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!.

Emmanuel Reyes Pérez
Author: Emmanuel Reyes Pérez

Escritor por amor

Emmanuel Reyes Pérez

Escritor por amor

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. romina

    Vuelve a leer el ejemplo y la definición de descripción. Está muy bien escrito, pero no responde al pg

Deja una respuesta

4 × 2 =