Reto 15 – Promesas decepciones

ALGO DIVERTIDO (TERCERA PERSONA) 

Después del bautizo al que habían acudido, Viridiana e Iván caminaron para tomar un taxi. En esa última visita querían algo diferente, por lo que decidieron asistir a la feria de la ciudad.

Al llegar, vieron un gran espacio lleno de gente. Era lógico:  tocaba quincena. Las luces provenientes de los juegos, iluminaban todo. Puestos de banderillas, palomitas y micheladas, abundaban.

El cielo se llenaba de colores naranjas azulados. El sol iba cayendo; la noche hacia acto de presencia. Un momento digno de ser postal.

Mientras caminaban, lo primero que llamó la atención de su amigo fue la gran rueda de la fortuna instalada a su derecha. Feliz, corrió hacia ella. Jamás se había subido a esa atracción. Viridiana tampoco y menos porque no era fan de las alturas. Él le pidió subir, ella se negó infinitas veces. A Iván no le importó.

Entre discusiones, finalmente se formaron en la fila. Hablaron de distintas cosas, mientras tanto. Recordaron la primera vez que fueron a una feria, las visitas del chico a la ciudad natal de ella, las risas.

Faltaba poco para que les tocaba subir. Viridiana necesitaba escapar. Pronto vislumbró su oportunidad. Un cartel de gran tamaño apareció frente a sus ojos. “Prohibido el acceso a personas en estado de ebriedad”. Le mostró el cartel a Iván, sintiéndose victoriosa al no verse a tantos metros de altura. Terco, el chico no dejó que se fuera, solamente le pidió que mantuviera la boca cerrada para que no los descubrieran.

Una vez arriba, les tocó compartir lugar con dos chicas, quienes comenzaron a girar la canastilla, ocasionando alaridos de terror provenientes de la garganta de Viridiana. Su amigo tampoco se fue limpio, le habían acomodado unos buenos pellizcos y manotazos como venganza. 

Las risas siguieron al bajar y al subir a otro, uno que representaba mayor exposición física de Viridiana. “Se me van a ver los calzones”, gritó mientras  se bajaba el vestido lo más que podía e intentaba taparse los muslos con su suéter. 

“Solo a ti se te ocurre traer vestido y subirte a juegos mecánicos”, replicó su amigo entre carcajadas y las manos levantadas, moviéndose al compás de la montaña rusa.

 

ALGO DESAGRADABLE (PRIMERA PERSONA) 

Después de meses, decido encarar a Ana Paula. La espero en el café de la esquina. Pido un americano para ella y un expreso cortado para mí.

No logro calmarme. Por un lado, me duele saber que sus palabras de “cariño” y “camaradería”, no son más que una gran falacia. Me pone furiosa saberme banco para ella. En verdad soy una estúpida por permitir que siga viendo en mí un signo de pesos.

Llega y mi semblante cambia el suyo. Sé que viene a sacarme hasta el alma. No más. Le indico que tome asiento. Respiro profundo, mi intención no es cruzar los brazos y pretender que su actitud es buena o que no me molesta.

Antes de decir nada, Ana Paula comienza a llorar amargamente. Va de un sollozo pequeño a unos gritos que dirigen las miradas hacia nuestra mesa.

No me dejo llevar por su llanto. Entiendo que necesita dinero, que su ingreso no es grande y sus deudas son muchas. Por fin decido hablar. Lo hago de manera franca, sin rodeos.

Estás actuando mal. Me pides prestado y decides no pagarme; pretendes que cubra tus gastos, tus lujos, sabiendo que tengo que cubrir los propios. Ahora te has dedicado a robarme. ¡Eres una cínica!, y todavía niegas que lo haces cuando te veo haciéndolo… ¡No tienes vergüenza!”

Con todas sus letras, le digo que nuestra “amistad” o como demonios quiera llamarle, se acaba en este momento.

Rápidamente me levanto, depositando un billete que cubre lo último que me merece semejante traidora.

andreahdz545
Author: andreahdz545

1

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. prisionero0101

    Me parece interesante la conjunción de tiempos y de personas así como la propuesta de situaciones a narrar y el contraste tan grande entre aconteciomientos que se les ha pedido para este reto.
    Realmente les demandan sacar todo el potencial que tienen para poder elaborar sus escritos.
    Como siempre espero que te esté ayudando a ampliar tu panorama en la escritura para poder leer escenarios más variados en tus escritos que están llenos de buenas propuestas y de creatividad.

  2. Yesenia Cortés

    me gusto los dos escenarios, en la feria donde dos simple amigos se divierten, y en la segunda donde hay intereses económicos muy bueno.

Deja una respuesta

15 + siete =