Reto 15 Noticia inesperada. No solo somos amigos.

Noticia inesperada (pasado en tercera persona)

Cuando llegó a casa el papá de José le dijo:

—¿Por qué llegas tan tarde?, te están buscando, te hablaron por teléfono, quieren que te comuniques de inmediato —José se sobresaltó, no se lo esperaba, con los nervios de punta y las manos sudorosas marcó de inmediato y el director general le contestó dándole la sorpresiva noticia.

Era la primavera de 2006, en aquel día en la escuela José fungiendo como coordinador académico recibieron al Director General, para llevar a cabo la reunión informativa. Al finalizar se realizó un convivio improvisado pero alegre, pues en la junta el equipo recibió elogios de la autoridad que los había visitado. Al finalizar el evento nuevamente Víctor le propuso a José viajar juntos destino a casa.

José no se imaginaba que sería la última vez que viajarían juntos en esa dirección. Durante el camino platicaron historias, pues Víctor había trabajado casi una década para el gobierno del estado y José casi el mismo tiempo en el sector educativo. Las pláticas eran abundantes y parecía que nunca tendrían tiempo para saciar el interés de aprender mutuamente.

Llegaron a Mixquiahuala, lugar residencia de Víctor, se despidieron y José tomó el autobús que lo llevaría a casa. Durante el camino meditaba en lo agradable que era trabajar con su jefe inmediato con el equipo que se había conformado, el ambiente escolar era grato. Cuando llegó, su padre le dijo que debía comunicarse de inmediato con el Director General, así lo hizo recibiendo la noticia que le cambiaría la vida.

—Bueno, jefe aquí a sus órdenes.

—Que bueno que contestas, ya te marqué varias veces y me dijo tu papá que aun no llegabas, pero que bueno que ya estás. El lunes te espero en plantel Ixmiquilpan, de ahí saldremos a Chapulhuacán, quiero encargarte la dirección del plantel.

—¿Me la quiere encargar o me nombrará director del plantel?

—Serás director del plantel —José no se lo esperaba, sabía que no era suficiente la trayectoria de seis años y el trabajo disciplinado, Víctor había intercedido con el director general solicitando se le diera la oportunidad.

Víctor y José se volvieron a ver, pero ya no como jefe y subordinado, ahora eran colegas directores en planteles hermanos.

 

No solo somos amigos. (presente en primera persona)

Conozco a Alfredo desde hace varios años, es mi primo. Su papá (mi tío) abandonó a su madre cuando él aun no nacía. Alfredo aprendió casi de manera autónoma el oficio de plomero y estoy feliz de poder ofrecerle trabajo. Hace dos meses culminó la restauración del laboratorio de la escuela donde laboro y hace un mes realizó la instalación del baño en la casa que apenas estamos estrenando. Nuestra residencia aun incompleta cuenta con un piso provisional en cemento, carecemos de muebles, cortinas y algunos detalles, pero es grato dejar de pagar renta y tener la seguridad que por fin contamos con nuestra vivienda.

Llego a casa después de la atenuante jornada laboral y mi esposa me vuelve a preguntar

—¿Ya te pagó lo que te debe tu primo? —A Alfredo le presté dinero bajo la promesa que me pagaría a la semana, cada vez que le cobro me da evasivas como “mañana”, “el sábado”, “la próxima semana” y otros pretextos más que ya nos han desesperado.

—Le marqué ayer —respondo con actitud de que ya quiero dejar de discutir este tema

—¿Y qué te dijo?

—Ya sabes, lo mismo de siempre.

—Ya no le cobres —su respuesta me deja atónito— ya no te pagará, pero ten presente que tampoco podrá volver a conseguirte dinero.

Confirmo su aseveración, nos resignamos a que el préstamo se convirtió en dinero perdido. Es mi primo, a nosotros no nos toca juzgarlo, le perdonamos.

2

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    En presente todo es acción, todo debe pasar ahora. En tu texto no se logra eso, hay confusión en los verbos.en pasado muy bien.

Deja una respuesta

3 × 2 =