Reto 15 – Chisme y helado

Helado
Sara y Lesber estaban a cinco minutos de perder la única oportunidad de entregar un trabajo de Biología que les costaría la nota del reporte. Ambos cuadernos estaban incompletos, pero más el de ella. Y fue el cuaderno que el profesor recibió. Llevaban poco de conocerse, pero sus lasos de amistad se habían hecho muy fuertes. Lesber noto de inmediato que ella no se sentía bien. El profesor vio a sus alumnos con mirada victoriosa, consciente de que los cuadernos que recibió aleatoriamente, les costarían a sus dueños la nota del reporte y salió del salón. Lesber salió corriendo del salón y Sara se sintió terrible al pensar que la odiaba por no tener sus actividades en orden, ella lo conocía y sabía que él era ansioso y que hechos como este podrían afectarlo. Guardo sus cosas en el bolso para salir corriendo tras él, y en ese preciso momento el cruzo la puerta del salón con un helado, que sabía podía calmar a Sara y la abrazo.

El chisme
Entro al salón y todas las miradas se posaron sobre mí. Camino a mi puesto junto a la ventana y respiro un poco, busco despejarme de todas esas miradas que no entiendo. Danna se acercó a mí y su tomo agitado me dio a entender que algo pasaba. “¿Qua paso?” pregunto, le tomo dos segundos responder y dijo “Carolina está diciendo que tu estas buscando algo con el profesor de física” todo se aclaró, tomo aire y la miro “Nana tu sabes que eso no es así y que el tema me interese y el me lo explique no me vincula sentimentalmente con él” lo digo con dolor en mi pecho, no porque todos crean ese rumor, no, es porque mi supuesta mejor amiga me difama ante todos. El profesor de la primera hora se ausento y en ese momento llego Carolina y me levanto de mi silla llamando la atención de todos “sé lo que ella dijo de mi” no titubeo “no importa de dónde les llego el chisme pero sé que ella lo dijo, no me molestare en desmentirlo con todos, solo lo diré una vez. No pasa nada”. Danna me ve y sorprendiéndome se levanta y rompe la tensión que nos rodeaba. Me tomo de la mano y me saco del salón. Solo lloro y digo “como es que le damos confianza a quien no se la merece”
 
 

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    EN el primero revisa la acentuación.
    En el segundo los verbos deben estar en presente.

Deja una respuesta

7 − uno =