Reto #14: Tiempos de vida

Primera Persona

Es poco lo que se vive en estos días, el confinamiento reduce notablemente las actividades que meses atrás se podían realizar pero eso no quiere decir que algo bueno aunque sea pequeño ocurra. Hoy fui al supermercado después de casi un mes de encierro me encargaron realizar las compras. En todo el recorrido, las calles estaban casi vacías y las pocas personas que transitaban usaban mascarilla y trajes de protección.

Ya en el lugar, pasee por los pasillos con el ruidoso carrito hasta que por casualidades de la vida me encontré con una amiga que no veía desde hace ocho meses. Por lo visto ella también había sido designada por su familia a salir. Admito que la cuarentena nos pone sensibles por eso solo quise abrazarla por unos segundos lastimosamente solo pudimos saludarnos a la lejanía, fue difícil, la distancia social en estos tiempos es necesaria pero creo que puede más el cariño mutuo de dos amigos de toda la vida y sobretodo ver a alguien que te puede aliviar el corazón.

Tercera Persona

Hoy Steven estuvo atento a las noticias esperando alguna luz de esperanza para su país pero no fue así, tan solo escuchó que el encierro se alargaría por otras tres semanas más producto del irrespeto de ciertos sectores de la población. Lastimosamente cada noticia que él escucha es peor que la anterior, aunque existen más historias positivas siempre son opacadas por las más difíciles.

Todos pueden hacer lo que quieran, los humanos han sido y siempre serán así, pero él siente un poco de rabia no por el confinamiento si no por las personas que son incapaces de entender la gravedad de la situación. Se pasean por las calles sin protección, No hacen caso a las medidas que su gobierno ha tomado, acuden a lugares concurridos con niños, ancianos, etc. En pocas palabras afecta a todos.

Steven ha renunciado ver cualquier información, su cansancio mental ha transformado cualquier cosa negativa pequeña, en lo peor que le pueda suceder.

Segunda Persona

Carta escrita a vic21spring

Estos días he viajado por mundos, surcado mares e imaginando tantas realidades. He vivido historias de fantasías y otros más apegados a la realidad. De tantas lecturas mágicas también me tomé el atrevimiento de escribir mis propios anhelos que quedaron grabados en un deseo que me gustaría que sucediera. Estarías de acuerdo conmigo si te digo: Imagina que despertáramos la próxima semana donde el mundo es normal y lo que hasta ahora ha pasado, haya sido una horrible pesadilla. Suena increíble… o al menos quisiera que solo por un día todo esté bien, poder salir sin la necesidad de protecciones ni el miedo a contagiarnos, visitar cualquier lugar, ir a comer o tomar un simple helado.

Sé que al igual que yo también lo deseas con todo tu corazón y estoy seguro que si solo fuera por veinte y cuatro horas aprovecharíamos al máximo ese tiempo en hacer lo que jamás nos atrevimos. Quizá estoy perdiendo la cabeza pero soñar no cuesta nada ¿No? y espero que suceda, al menos por compasión al tiempo que nos ha sido arrebatado.

stevenmacas27
Author: stevenmacas27

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Muy bien las personas gramaticales, nos falta trabajar el transmitir la emoción… si es lo mejor, el lector debe sentirlo también.

Deja una respuesta

dieciseis + once =