RETO #14 PERSONA GRAMATICAL – LAS PALABRAS MÁS DULCES Y AGRIAS

LO MEJOR DE MI SEMANA

Mamá y yo preparamos el almuerzo, de repente oigo una voz gruesa llamar “bebé ayudame con esto”. Me quedo inmóvil, incrédula, por unos microsegundos el corazón se me paraliza, listo para dar un brincón de alegría, mis oídos encuentran imposible procesar esas palabras. De nuevo llama. “bebé ayúdame” y confirmo es mi padre llamándome. Salgo disparada de la cocina con una sonrisa de oreja a oreja, me encuentro con sus ojos coloreados de cariño, nunca vi el amor que reflejan. Talvez antes no me detuve a verlos pero soy la hija más querida y feliz. Dentro de mí se arma una fiesta, celebrando que papá me llamaba por primera vez “bebé” y no por mi nombre como solía hacerlo. Definitivamente este es el lunes más bonito de mi vida, la relación entre nosotros mejoraba y por mí desearía que la cuarentena sea para siempre.

LO PEOR DE MI SEMANA

Beth sentía la cabeza estallarle, los labios le temblaban, la sangre burbujeaba en cada vena de su cuerpo, la discusión entre ella y su hermana iba como un huracán, le reclamaba el tiempo malgastado en ese estúpido curso de educación financiera y que abusaba de la confianza de sus padres para hacer lo que quería. Beth deseaba tener el don de desaparecer con una sola palabra a todo ser humano cerca de ella. Sus padres subían las gradas al oír las voces estallar en toda la casa. La impotencia y rabia inundaban a Beth; tomó su casaca, su cartera, un cuaderno y un lapicero, y salió de su habitación ignorando la exigencia de una explicación. Se dirigió a la casa de sus tíos. Ella había empezando un nuevo proyecto virtual aprovechando la cuarentena, dedicaba tiempo completo a ello y casi no ayudaba en casa, por supuesto sus padres no tenían ningún inconveniente con eso. Pero para su hermana era una completa pérdida de tiempo y algo inútil. Y no tardó en reprocharle.

LO QUE ESPERO DE MI SEMANA

David:

Te confieso que realmente necesito escribirte, leyendote encontré un lugar cálido y reconfortante, voy a descansar un ratito en tus líneas y contarte lo que quisiera que mañana o pasado suceda en mi vida. Estoy inmersa en una gran tristeza. El no poder estar junto a mi familia, el no poder disfrutar el almuerzo con ellos me quita el sueño. Sé que puedo volver en cualquier momento, estoy a unos quince minutos de casa, donde mis tíos. Pero el hacerlo sería renunciar a este proyecto que vengo desarrollando desde inicios de la cuarentena. Hace dos días salí llena de cólera huyendo de los reclamos y acusaciones de mi hermana. Tuvimos una discusión fuerte. Ella tiene un carácter imponente y puede hacer sentir mal a cualquiera.
A ella no le parece lo que hago y dice que es una pérdida de tiempo y algo sin sentido.
Deseo tanto que se dé cuenta de lo mucho que significa para mí emprender en algo nuevo. Aveces quisiera poder meterla en mis pensamientos y hacerle ver cuán claros son mis objetivos. Sinceramente me gustaría su apoyo incondicional y que se diera cuenta que hago esto para darles una vida cómoda a mis padres. Espero que mañana pueda hablar con ella sin que me cuelgue el teléfono.

Amigo gracias por escucharme, hasta pronto. Te mando muchas bendiciones y bueno deseos. No dudes en buscarme si necesitas de un abrazo o simplemente de un refugio. Aquí estaré. 

1

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Jesús v.

    Hola esta bonito tu escrito y Es padre expresar lo que sientes y necesitas

  2. romina

    Me hubiera gustado que usaras distintos temas entre el segundo y tercer escrito.
    Las personas gramaticales muy bien. El primero le falta mucho trabajo en corrección, darle forma, fuerza. El segundo muy bien.

Deja una respuesta

5 × uno =