RETO 14. EQUILIBRIOS Y DESEOS

LO MEJOR DE MI SEMANA (Primera persona)

Había apagado la luz de mi recámara, el único sonido era el del ventilador que oscilaba de un lado a otro, mis ojos comenzaban a cerrarse cuando algo inesperado sucedió. La luz de mi celular se prendió al tiempo que vibró, anunciándome la llegada de un mensaje. ¡Era Alberto! No había hablado con el desde que inició la cuarentena, y ahora me escribía para decirme que ya había visto la película que le recomendé hace tiempo. Naturalmente me levanté como un resorte y prendí la luz, mientras daba saltitos de emoción. Esa noche dormí muy poco y no precisamente por el abrumante calor, me quedé conversando con Alberto hasta el amanecer. Mis ojeras de la mañana siguiente valieron cada minuto, hacía semanas que no despertaba con una sonrisa tan contagiosa.

 

LO PEOR DE MI SEMANA (Tercera persona)

La muerte del ventilador fue sólo el inicio de una noche de pesadilla. El mosquito revoloteando alrededor de Mara, quien intentaba dormir, fue la cereza del pastel para la muchacha que había tenido un mal día de trabajo en casa, demasiados problemas en una jornada, habían drenado su energía; ni siquiera tuvo tiempo de escribir para el taller en línea y cuando por fin podría descansar, el abrumador calor confabuló con el insecto volador para tener en vela a la exhausta joven. Cuando al fin estaba conciliando el sueño fue despertada por su perro ladrando frenético contra los gatos que decidieron pasear por la calle, al parecer nadie podría dormir bien esa noche.

 

LO QUE ESPERO QUE SUCEDA (Segunda persona)

Tualexa:

¡Hola! No hemos tenido la oportunidad de entablar una conversación, pero ambas estamos en el mismo barco de la escritura. Por eso te confesaré algo que anhelo que suceda esta semana. Como sabes muchas personas estamos trabajando desde casa pero en mi oficina eso esta contemplado hasta el 6 de mayo, sin embargo, como las autoridades dijeron que se extiende el confinamiento hasta el 30 de mayo, espero que en mis superiores decidan postergar nuestro regreso, ya que es un espacio pequeño con muchas personas y en casa vivo con mi abuela, me da mucho miedo contagiarla, por eso espero no tener que volver físicamente a laborar pronto, además de esa forma puedo seguir en este taller, de lo contrario dudo tener tiempo para escribir, creo que me comprendes con lo del tiempo y la escritura

Un abrazo. Con cariño, Mara. 

Pd. No dejes que los problemas con tu familia afecten tu escritura, porque en cada reto transmites tu amor por las letras y redactas muy lindo. 

 

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Muy bien el uso de las diferentes voces narrativas.

Deja una respuesta

2 + 3 =