Reto 13: Rio

La corriente me arrastraba rio abajo. Intentaba salir a flote, pero unas manos invisibles me hundían en las profundidades de las aguas teñidas de verde, misma que entraba a bocanadas en mi cuerpo, impidiéndome gritar el nombre de mi madre, en ese momento mis lágrimas no se veian, pero juro que lloraba a gritos pidiendo ayuda, cada minuto que pasaba era una hora de agonía, una hora de tortura que me impedía respirar. 

En el último esfuerzo que hice por querer salir a flote mire el cielo resplandeciente, tan hermoso que me llamaba y me deje abrazar por las calidas aguas de un río que parecía ni tener fin, mi pequeño cuerpo se había rendido y yo con el. Pudieron pasar minutos talvez segundos, cuando desperté recostada sobre una roca, iluminada por la calidez del sol, pude ver el rostro de mi hermana de doce años, dos años mayor que yo, se miraba preocupada impaciente, en ella si se podían ver las lágrimas salir de sus ojos. Cuando pude recobrar la vista nublada reconocí al hombre que estaba a un lado, era el mismo pescador que había visto al otro lado del río antes de resbalar por el pequeño risco y caer al agua.

Habíamos salido a pescar, pero ese día regresamos a casa con las manos vacías, eso sí más unidas que nunca, por qué el pacto fue ni decirle nada a mamá.

agomezgutierres
Author: agomezgutierres

1

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta

cuatro × uno =