Reto 13. La desgracia, tiene misericordia

La conferencia había terminado, así que salí a buscar a mis hermanas, pero la respuesta que me dió el responsable fue “No están” 

Cómo, eso no es posible, eso es ilógico es estúpido. No lo podía creer, al momento fui a decírselo a mi madre. Su mirada guardo silencio pero transmitía mucha preocupación que la consumía.

 

Llamo a mi papá para ponerlo al tanto y para empezar a buscarlas, pero ¿Qué se supone que está pasando? Esto no era un berrinche común, era un escapé, no podía estar pasando esto, mis hermanas habían huido de casa.

¿Qué tendríamos que hacer? ¿A dónde se supone que debíamos ir? ¿A quién debíamos acudir? Mis padres acudieron a todas sus amistades, pero nadie sabía nada.

Mi papá me consulto si yo tendría alguna idea de adónde pudieron haber ido, lo único que se resaltó en mi cabeza fue “Si yo me voy, es para que no me encuentren, por lo tanto no iría con alguien que ellos conozcan” Los únicos rumbos posibles sería nuestra vieja casa, mis hermanas extrañaban todo de ella, pero solo era una pieza de todo un rompecabezas.

 

Regresé a mi casa junto con mi hermana menor, fueron horas tan largas como los cuellos de las jirafas, tal vez esto era parte de algo, pero la angustia tenía su escenario perfecto.

 

Sólo me pude refugiar en la mano de Dios, sabía que el las tendría a a salvo, pero los gritos del miedo y la angustia estaban a la puerta de mi alma, las ideas empezaron a presentar escenarios horribles de secuestro, en el mundo hay muchas bestias esperando por una presa.

Pero Dios es el único capaz de protegerlas, así como protegió a su pueblo y a sus hijos, a sus sacerdotes y a sus profetas. El Sol se despedía y la Luna se presentaba, mis padres empezaron a considerar declararlas extraviadas, pero Dios es TODOPODEROSO, él las traerá fue cuando una llamada acudió a mi padre, una voz desconocida ¿Quién era o qué quería? Fueron preguntas que jamás fueron respondidas.

 

Pero mi alma tuvo paz en el momento que dijeron que estaban bien y que irían por ellas fue una experiencia horrible y desconsolada pero Dios es bueno todo el tiempo y todo el tiempo Dios es bueno.

poetadeblas
Author: poetadeblas

0

Deja una respuesta

20 − 4 =