RETO 12

ARGUMENTO

Alberto acaba de ser despedido, sin ningún tipo de remuneración. Ahora enfrentará la más cruda de las realidades, con su esposa embarazada y sin un peso en el bolsillo, deberá buscar la manera de sacar adelante a su familia.

 

TRAMA SITUACIONAL Y ESQUEMA RIGUROSO

          1. Viaje de regreso

Alberto trabaja en la capital del país, emprende el viaje de 6 horas hacia su casa.

 ER1: Durante el viaje, alberto reflexiona, y se concientiza sobre la situación que esta por atravesar, llora mientras mira los arboles pasar por la ventana, pensado si habrá manera fácil para decirle a su esposa embarazada, que ya no podrá hacerles frente a muchas de las cosas que habían planeado conseguir. Al llegar se baja del autobús y con esfuerzo, trata de tener la cara de alegría característica que siempre lo acompaña al regresar a casa.

 2. La confesión

Alberto encuentra el momento perfecto para contarle a su esposa lo que sucedió.

 ER2: Luego de ser recibido efusivamente por su esposa, mientras disfrutan de una deliciosa cena, Alberto relata lo sucedido el día anterior, cuando al llegar a su trabajo le dieron carta de despido, plasmado de la manera más cruel, y amañado para ni siquiera tener que darle su pago de liquidación.

 3. Un intento desesperado

Alberto intenta emprender un nuevo plan de negocio.

 ER3: Luego de pensar un sin numero de alternativas, decide intentar salir a vender yogurt con gelatina que había aprendido a hacer con su madre, era algo fácil, de poca inversión y de mucha venta. Pensó en hacerlo colocándose en un punto estratégico con una hielera y así vender a las personas que pasaban por el lugar. no pensó en que para que el producto se vendiera mejor, debía llevar el producto a las empresas de persona a persona. Su único problema es que no contaba con un auto para hacerlo.

 4.  Noche de llanto y oración

Alberto cae de rodillas, llorando habla y reclama a Dios.

 ER4: Luego de dos meses de salir e intentar vender sus productos, alberto regresa casi todo los días a casa, con más de la mitad de los productos. En medio de la depresión y desesperación, inicia un debate y a su ves catarsis, estando de rodillas mirando al cielo, le exige a Dios le explique, ¿porque si el es un hombre tan esforzado, no tiene éxito en las cosas que está tratando de realizar? y poder así suplir las necesidades de su familia.

5. Una luz de esperanza

Alberto recibe una llamada inesperada para una entrevista de trabajo.

 ER5: han pasado dos semanas y todo sigue sin solución, de pronto suena el celular, con un número desconocido, luego de contestar la llamada el rostro de Alberto se ilumina con un brillo de felicidad que hacía casi un año no se le veía. Luego de colgar la llamada corre donde su esposa para contarle que lo han citado a una entrevista de trabajo en una prestigiosa empresa

6. Frustración

Pasaron los meses y la esperanza se esfumo, no lo volvieron a llamar

 ER6: En la entrevista de trabajo fueron muy específicos al decir, que requerían a la persona para el puesto de manera inmediata, eso fue aun mas esperanzador, ya que no iba a demorar mucho sin trabajo. 4 meses han pasado y no lo volvieron a llamar. En este punto Alberto se encuentra tan frustrado y decepcionado, que se arrepiente de haber invertido tanto tiempo y dinero en educación, ya que no le sirve ni siquiera para poder ganar una buena plaza de trabajo. Esta a punto de desfallecer.

7. El guerrero interior

Recordando lo aprendido Alberto decide utilizar otras habilidades en las cuales se formo.

 ER7: Se ha preparado tanto, que incluso tiene dos títulos, dos carreras diferentes, una de ellas como maestro de educación especial para niños con discapacidades. A pesar de no haber ejercido nunca, ya que su gran pasión siempre fue la arquitectura, decide recurrir a una amiga y pedirle ayuda para trabajar en una escuela. La verdad no es lo que quiere, pero es lo que necesita. Es un guerrero y no esta dispuesto a dejarse vencer. logra conseguir una plaza para hacer la licencia, a una maestra que está por dar a luz, es por unos meses. Por lo menos es un respiro.

  8. Oración contestada

A menos de una semana de haber iniciado el trabajo, en otra rama de las cuales se formo, lo vuelven a llamar para la entrevista final.

 ER8: Entre Risa y llano de felicidad, mirando hacia el cielo, le da las gracias a Dios por contestar esa oración que tanto ha hecho. Acaba de cerrar la llamada donde le informan que tiene que presentarse al día siguiente, para la entrevista final, ya que fue seleccionado entre todo el grupo, para el puesto de Gerente de Mantenimiento y operaciones de la empresa.

9.  Preparando el camino

Alberto entendió que Dios tenia un plan que debía seguir, para asumir las responsabilidades que le fueron otorgadas .

 ER9: han pasado 3 años desde que recibió, aquella llamada, han pasado tantas cosas en ese tiempo, y se ha convertido en uno de los principales de su departamento. Estando a cargo de grandes proyectos y mostrando al mundo que todo es posible, si perseveras, y no te dejas vencer. Con toda prueba que Dios permite, tu vida se pule, para que puedas asumir las grandes responsabilidades que el quiere otorgarte.

 RELATO

Era una mañana de verano como cualquier otra, el brillante sol iluminaba mi vida y la de cada transeúnte que me topaba por la calle mientras me dirigía a mi lugar de trabajo.

Laboraba como Dibujante en una empresa desarrolladora de proyectos, era mi sueño hecho realidad. A pesar de estar a 6 horas de mi casa y lejos de mi esposa que esperaba a nuestra primera hija, estaba contento porque teníamos planes de establecernos en la capital del país.

Al llegar a mi trabajo, noté algo diferente en el trato de mis compañeros hacia mí, era como si ellos supieran algo que yo no. Hice caso omiso y continué con mi acostumbrada rutina. Ese día sobre mi escritorio había algo nuevo y al momento de notarlo mi entendí porque actuaban diferente ese día, no era más que una notificación de despido, basada en un artículo de una ley que la verdad en mi vida había visto. Quede totalmente en shock, intente hablar con el Jefe, pero no pude, se encontraba en una reunión había ordenado no ser interrumpido. Lo peor de toda la situación fue que según la ley que me aplicaban no tendría derecho a recibir ni si quiera mi pago en concepto de liquidación.

La verdad todo fue una completa artimaña, perfectamente elaborada en mi contra, para poder tener libre mi plaza y poder colocar a una persona allegada a los directivos de la empresa.

En cuestión de segundo la vida se me hizo trizas. No dejaba de pensar en mi esposa y en todo lo que habíamos planeado, en mi hija que dentro de pocos meses vendría al mundo y me encontraría en tales circunstancias.

Me encontraba esperando el autobús, en la terminal de transportes, me dirigía a mi provincia, a mi tierra, pero siempre que regresaba era de manera triunfante, con éxito. Esta vez me sentía derrotado y acabado. Tendría 6 horas de viaje para poder asimilar la situación de la mejor manera y encontrar la manera de contarle a mi esposa lo sucedido. Después de horas de llanto silencioso y mirando pasar los arboles frente a mi ventana, quede dormido.

Al despertar ya estábamos en mi ciudad, me dispuse poner mi mejor cara, la de alegría que siempre me caracterizo al regresar cada semana a ver a mi esposa, la verdad hice mi mayor esfuerzo. Mi esposa me recibió de manera efusiva y amorosa como siempre lo hacía, tomamos un taxi y durante el trayecto, reino el silencio. Sé que mi esposa sintió que algo pasaba, pero no pregunto nada, simplemente respeto el silencio y tomo mi mano hasta llegar a nuestro hogar.

En ese tiempo, vivíamos en un pequeño departamento que habíamos improvisado en casa de mi suegra, ya que los planes eran irnos a establecer en la capital, no quisimos gastar dinero innecesario. En medio de una cena deliciosa que mi esposa preparo, encontré el momento perfecto para abrir mi corazón, y contarle a mi amada todo lo que había pasado. En vez de reproches y lamentos, reacciones que me había imaginado e incluso soñado durante el viaje, las únicas palabras que recibí de mi esposa fueron: ¡Tranquilo, un día a la vez, Dios proveerá para nuestras necesidades!

En los próximos días, me dispuse buscar una manera de generar algún tipo de ingresos, mientras encontraba un nuevo trabajo. Tenía la confianza de que no iba a demorar mucho en encontrarlo. Después de mucho pensar lo único que se me ocurrió fue, hacer esos yogurts caseros que había aprendido a hacer de mi madre, y con los cuales, nos trajo el sustento por mucho tiempo, mientras era adolescente.

Era un negocio de poca inversión, el retorno y la ganancia tenían buen margen, era perfecto. Por un mes estuve saliendo todos los días, y colocándome en las esquinas más transitadas de la ciudad. Pero todo fue un caos, regresaba a casa con más de la mitad de los productos. El problema era que no había metido en la ecuación, que el negocio era más rentable, contratando el producto de manera directa, solo que no contaba con un vehículo para hacerlo.

Esa noche no pude dormir, me levante camine hacia la pequeña sala, donde también se encontraba la pequeña cocineta improvisada, sin poder controlar mis piernas, como si fuera autónomas se dejaron caer sobre la alfombra y rompí en llanto. Entre porqués y reproches dije a Dios: ¿Señor que quieres de mí? ¿Acaso no he sido un buen hombre? Necesito una respuesta de tu parte, no aguanto más, siento que voy a desfallecer. Hay meses que después de pagar las deudas, casi no queda para comprar comida, mi esposa no me dice nada, pero sé que también está preocupada, ayúdame por favor!!!!

Unas semanas después mi celular sonó, ¡Buenas Tardes! le hablo de una empresa promotora de construcción, lo estamos llamando porque nos urge hacerle una entrevista de trabajo, para una plaza de trabajo la cual requerimos llenar con urgencia, ¿cree usted tener disponibilidad?, casi de manera inmediata como si mis labios se mandaran solos, respondí que sí. Realicé la entrevista y con muchas esperanzas me dispuse a esperar la llamada en los días consecutivos.

Pasaron 4 meses donde me dedique a promocionarme de manera independiente, hacia pequeños trabajos que podía conseguir. Como no manejaba un capital sólido, no podía competir con los demás arquitectos de más trayectoria. Había un gran monopolio dentro de mi rubro. Nunca recibí, aquella llamada. Se pueden imaginar el grado de frustración que tenía en mi interior. Me sentí un derrotado, de nada valían dos títulos universitarios, seminarios y actualizaciones constantes, siempre tratando de ser competitivos, pero nada.

Cuando Salí de la prepa, no tuve muchas opciones de estudio, estudie lo que se me ofreció, por lo cual termine una licenciatura en educación especial para niños con discapacidad, hice un par de llamadas y conseguí hablar con una amiga, a la que conté mi situación, ella me ofreció por unos meses una plaza para hacer la licencia por maternidad de una de las maestras. No era lo que quería, y a pesar de haber estudiado para eso, mi vida y mi pasión era otra. En fin, como el guerrero que soy, asumí el reto, a pesar de no haber ejercido, ya que cuando terminé, tuve la dicha de poder iniciar mis estudios en arquitectura.

Había transcurrida apenas una semana laborando como maestro, cuando mi celular sonó, pensé que extraño, parece el mismo número del cual me llamaron para la entrevista, apreté el botón para contestar y tal fue mi sorpresa al escuchar nuevamente a la entrevistadora diciéndome, que había sido seleccionado y necesitaban hacer la entrevista final.

Saben después de todo este recorrido de altos, bajos, de luchas, sufrimiento, llanto dolor, puedo ver ahora con claridad que todo tiene un propósito en la vida. Sin todo eso yo no hubiese sido capaz, de asumir las responsabilidades que me fueron otorgadas. Tuve que aprender a buscar oportunidades, presupuestar mis proyectos, gestionarlo de la mejor manera para que me alcanzaran los recursos, aprender de lo poco, para poder ser mejor en lo mucho.

Nunca dejes de luchar, tarde o temprano Dios te dará aquella oportunidad que tanto has anhelado.

 

2

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    En el esquema, no es escribir párrafos, sino puntualizar todas las acciones que pasaran de un punto de la trama para llegar al otro.

Deja una respuesta

8 − tres =