Reto 12: No te metas con hacienda

Argumento.

La adquisición de obligaciones personales y el incumplimiento de las tributarias llevaron a José a una situación económica comprometedora. Adquirirá una lección con consecuencias memorables.

Trama y Esquema riguroso

  • Necesidad de ingreso económico. Quedamos embarazados y aún no terminaba mi carrera universitaria.
  • Trabajo a medio tiempo. Encuentro un empleo de medio tiempo que me obliga a darme de alta al sistema tributario y pagar impuestos de manera periódica.
  • Obtengo un segundo empleo a tiempo completo. Lo que era el servicio social se convirtió a empleo.
  • Sanción por Incumplimiento al sistema tributario. Recibo notificación y multa por desobediencia.
  • Apoyo de jefe y amigo. Julio contador de profesión y amigo me apoya para recibir indulto.
  • Pago de deudas con afección familiar. Recibo condonación parcial y comprometo mis ingresos futuros.

Relato

Los momentos dulces de un enamoramiento profundo lentamente se fueron convirtiendo a preocupación. Ella se acercó a mí y me preguntó “¿Cómo le vamos a hacer?” la pregunta era inquietante, yo cursaba el último año de la Licenciatura, y ¡habíamos quedado embarazados!, nuestros ahorros no serían suficientes por lo que me di a la búsqueda y encontré un empleo a tiempo parcial.

Un fin de semana acudí a la cita laboral, ingresé a aquel edificio comercial, los locales incluían tiendas de deportes, una papelería, despachos legales, oficinas y en el último piso se encontraba aquella escuela particular que me brindaría la oportunidad de tener un ingreso económico. Entre los documentos solicitados tuve que hacer el trámite para darme de alta en el sistema hacendario de México. Por el sistema de contrato con la escuela, tuve que mandar a hacer recibos impresos para retener el impuesto al valor agregado (IVA) a mi empleador. En cada pago le entregaba uno.

Cuando terminé la universidad, el contador Julio quien era mi jefe en el servicio social me ofreció trabajar en la dependencia que me albergó durante los seis meses obligatorios; no quise abandonar mis alumnos de la escuela por lo que pasé de trabajar y hacer servicio social a tener dos empleos. Uno de lunes a viernes y otro de fin de semana. La situación económica no era muy generosa, pero en familia estábamos con la tranquilidad de ir subsanando nuestros gastos de manera segura.

Un día al llegar a casa después del cumplimiento laboral, me recibió mi esposa con un sobre del sistema tributario. En la carta después de un desarrollo jurídico explicaban el motivo del aviso: ¡Era un contribuyente incumplido!, por el trabajo de la escuela cuyo ingreso mensual nos superaba los 40 USD tenía que pagar una multa de 240 USD, ¡eso representaba poco más de 4 quincenas de mi trabajo de tiempo completo! ¡Eso era injusto! ¿Cómo el gobierno te sanciona arrebatándote medio año de tu trabajo so pena de ir a prisión si no cumples?

Julio además de jefe era un camarada dispuesto a apoyarte de manera incondicional. Le entregué la carta que recibí y sutilmente me regañó diciendo que al sistema tributario se le debe pagar puntualmente para evitar la situación en la que había caído. Experto en sus asuntos (contador público de profesión) elaboramos una solicitud de indulto e incluso me prestó la factura endosada de su vehículo para hacerla deducible de impuestos llevándome también a la secretaría regional ubicada en la capital del estado para hacer entrega del documento.

Días después recibí respuesta del sistema tributario, la condonación fue parcial solo al 50% lo que implicó además de la entrega total del aguinaldo de aquel año, parcialidades que nos afectaron varios meses.

Los sistemas tributarios son implacables con sus contribuyentes, siempre lo mejor será el trabajo honesto y con transparencia con el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

1

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Jose Can

    Ohh cielos siempre es un enredó meterse con el SAT, valla susto que te llevaste me intrigan las sanciones que imponen, no termino de entenderlo.. Me agradó la historia

  2. romina

    Cierras de forma muy brusca, no olvides al lector, llévalo de la mano, muéstrale que intenso fue para el protagonista lo que estaba viviendo.

Deja una respuesta

tres × 1 =