RETO 12: MAREAS ECONOMICAS

ARGUMENTO:

Sahí es una chica independiente, que trabaja en un call center de un banco muy reconocido en su país. Como gana buen dinero, decide liarse en préstamos y tarjetas de crédito, en la misma entidad financiera en donde trabaja, para empezar hacer un buen  “Crédito bancario”. Empieza a irse de fiestas y comprar ropa innecesaria, con su tarjeta de crédito. Con el préstamo empezó hacer negocios con un amigo, y prestar el dinero.  Pero lo que ella no sabía, que no puedes hacer buen crédito bancario, ni meterte en negocios, sin saber manejar los campos. Hasta que le toca vivir el peor momento de su situación económica.

 

TRAMA Y ESQUEMA RIGUROSO:

 

Compradora Compulsiva: Compras innecesarias. Salía todos los fines de semana buscando especiales y ventas de pasillos en las tiendas.

Le gusta comprar vestidos y zapatos nuevos para ponérselas todos los fines de semana. Sale con sus amigas a restaurantes y bares costosos. Ella creía que las tarjetas de crédito no se pagaban.

Vaga para cocinar: en vez de llevar su comida al trabajo, la compraba todos los días en la cafetería. Era muy costosa.

Transporte: Sahi no le gusta andar en transporte público después de las 9:00pm, siempre anda en Uber.  Muy pocas veces sus amigos la llevan a casa (es la que vive más lejos de todos).

Reflexión: Cuando verifica sus gastos, se da cuenta que sus ingresos está en menos. Pero puede parar (según ella), va aprender a controlar todo su capital, y pagar sus deudas. Pero es imposible. Es compulsiva gastando su dinero.

 

 

RELATO:  

                                 MAREAS ECONOMICAS:

 

Es viernes por la tarde y el sol comienza a ocultarse, miro mi reloj. Son las 6:30pm, en verano el sol se oculta después de las 7:00pm.

Estoy sentada en un parque que está cerca del call center en donde trabajaba. Hace unos minutos me cancelaron. Y peor aún, el amigo con el que  hacia negocios para prestar dinero, me engaño, me me coge las llamadas,  y nunca está en su casa. Estoy tan preocupada, no sé qué hare con mis gastos económicos.  La liquidación me servirá para cancelar el préstamo, pero no para saldar las tarjetas de crédito. No sé hasta cuando este sin trabajar.

Me paro del banco en donde estoy sentada, guardo mi carta de cancelación en mi cartera, y me destino a mi casa. 

 

Ya han pasado 3 meses desde que me cancelaron del call center. Estoy hasta el tope con las moras y el financiamiento de mis tarjetas. Al principio solo pude pagar las cuotas mínimas, hasta que cayeron a legal, tengo un abogado asignado a mi caso, que me llamo todos los días cobrándome la deuda, aun el sabiendo que no estoy trabajando.

Pero siempre hay una luz en el camino de la oscuridad. En la 3era semana de mi 3er mes sin trabajo, me llamaron de una empresa que brinda servicios aduanales, ganando 2 veces lo que ganaba en el banco, y la posición era  mejor, porque iba a estar en mi área. (Aunque aún no me había graduado de la universidad), pero ya era tiempo de empezar a trabajar en mi área. La posición era auxiliar en contabilidad. Acepte el trabajo sin pensarlo. Necesitaba dinero para pagar mis deudas. ¡! Pero no sabía cómo empezar saldarlas!!

En mi primera quincena no pude hacer nada, tuve que pagar los pequeños préstamos que me hacían mis padres para el pasaje.

Ya en mi 2da quincena, me senté con mi padre para que me ayudara a organizar mis finanzas, y me diera una idea de cómo saldar mis deudas (Fue lo mejor que hice)

La organizamos por monto (las pequeñas primero) no las más viejas, y luego lo más tedioso. Hablar con el abogado que me ha insultado tanto. Eso le toco a mi padre, no quería hablar con él, pero tenía que saldas mis tarjetas.

Llegaron a un acuerdo, y un descuento de deuda. La pague en 12 cuotas las dos tarjetas.

 ¡Fue increíble cuando pague la última cuota y me llego mi carta de salgo!!

En el transcurso de mis saldos de deuda, no podía ni comprar un pincho para mí. No podía comer en la calle, todo lo que consumiera en el trabajo y en la universidad estaba en mi lonchera. Como en el trabajo me regalaban el agua, antes de irme a la universidad, llenaba un termo de agua y me lo llevaba (con permiso de mi jefe).

Y no salía con mis amigas, aunque en momentos ellas me invitaban pagando, pero no me gustaba salir así. Estaba muy enfocada en pagar para poder respirar en paz.

Al principio fue muy tedioso, pero luego vas creando conciencia, que el dinero no es un juego. Aun no me siento preparada para tener tarjetas de crédito, ni mucho menos manejar préstamos. Pero crecí mucho en el proceso de consolidación de deudas. Me dije a mi misma, que los créditos los usaría estrictamente para algo de vida o muerte, mi crédito ya está como nuevo.

sahimercedes
Author: sahimercedes

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    el argumento debe vender la historia, presentarla, poniendo la lupa en la situación elegida. El esquema nos falta trabajo, revisa el libro.

Deja una respuesta

5 × tres =