Reto 12: Anhelos

Argumento

Deseaba estar a la moda con un celular como el resto de mis compañeras, pero mi madre no ganaba lo suficiente para darme ese capricho, no sabía nada de mi padre quien económicamente no ayudaba ni con mis estudios, tuve que buscar por mi cuenta una fuente de ingresos para continuar con mi futuro y mis anhelos materiales.

Trama situacional

1.    Querer un celular

2.    Fin de la secundaria

3.    Problemas en casa

4.    Inicio de estudios

5.    Búsqueda de trabajo

6.    Empleo

7.    Compra del teléfono

 

Esquema riguroso

1.    Todas mis compañeras de clase tenían celular, era la moda, yo quería uno pero solo estudiaba, no tenía dinero, mi madre tampoco.

2.    La secundaria acabo, mi madre sabía que quería un celular, esperaba que al final del colegio me lo diera, pero falle 2 de mis exámenes de bachillerato, y mi madre no estaba de acuerdo con que tuviera un teléfono.

3.    Apenas concluí los estudios mi mamá me obligo a buscar empleo, si quería estudiar debía hacer ambas cosas, ella no podría pagarme una universidad y necesitaba dinero para los gastos de la casa, mi papá no nos daba pensión, además si quería un celular debía comprarlo con mi propio esfuerzo.

4.    Busque el programa del INA del gobierno que ofrece cursos gratis e inicie clases de computación para obtener mejores posibilidades en búsqueda de empleo.

5.    Empecé a buscar empleo el INA no me dio beca adicional económica, debía pagar mis pasajes para asistir, ayudar en casa, terminar el bachillerato, ingresar a la universidad y además poder comprarme mi propio teléfono.

6.    Con los estudios lo único que podía buscar era un trabajo de medio tiempo, así que ingrese a un restaurante de comida rápida, no pedían experiencia, ofrecían trabajo de 5 horas así que lo tome.

7.    En un par de meses había ahorrado lo suficiente, para apartar mi teléfono, uno más moderno con pantalla táctil lo más nuevo de la Nokia, en 3 meses posteriores complete la deuda y obtuve lo que tanto quise.

Relato

Los celulares se habían puesto de moda, había una promoción con la telefonía donde podías obtener tu línea con teléfono incluido a bajo costo, mis compañeras de colegio tenían uno, en ese tiempo no eran inteligentes, la pantalla era de un solo color, y solo se envían textos y llamadas, pero era la emoción del momento enviar caritas, chistes, hablar con tus amigas, le dije a mi madre que quería uno, eran baratos, pero de inmediato obtuve un rotundo no, ella trabajaba en una tienda de ropa como vendedora, no ganaba mucho y mi padre no había enviado la pensión en varios meses.

Deje el tema de lado por un tiempo, pero cuando se acercaba el final de la secundaria la esperanza volvió a mí, quizá mi madre viendo que acabaría el año pudiese hacer un esfuerzo y comprarme un celular, así fuese el más barato yo me conformaría, los padres suelen regalar algo a sus hijos en su último año, pero todo acabo mal perdí 2 materias del bachillerato que quedarían pendientes a pesar de ganar el quinto año, mi madre no me compro nada, tampoco planeo hacerlo, y no me encontraba en posiciones de exigir, por el contrario tuvimos una discusión sobre el esfuerzo enorme que ella hacía para enviarme al colegio, pagarme los pasajes, el almuerzo, los libros, las copias y que yo me daba el lujo de perder las materias, además había gastado en la cena de graduación y nuestros vestidos, se endeudo con tarjetas de crédito por mi culpa.

En cuanto paso navidad mi madre se empezó a poner más histérica de lo habitual, me obligo a buscar empleo, hice la admisión para el siguiente año a la universidad, pero para ella debía trabajar, pagarme los estudios y el teléfono o lo que quisiere en la vida, ropa, zapatos, ya no correrían por su cuenta, si no de mi salario, en casa no alcanzaba para comer, los recibos de teléfono llegaban altos aunque era ella quién lo usaba y mis hermanos seguían en la escuela, y mi padre sin ayudarnos, además ya tenía 18 años mayoría de edad para apañármelas sola.

A como estaba la situación necesitaba moverme, no tenía experiencia para un empleo y solo había acabado la secundaria lo que no ayudaba mucho, las peleas en casa me agobiaban, así que fui al INA un programa de cursos gratuitos que ofrece el gobierno, hice una enorme fila bajo el sol por horas, cansada, la piel roja y sedienta, para obtener espacio y matricule un curso de computación, duraba 6 meses pero asistía a clases de lunes a viernes la mitad del día, al menos aprovecharía parte del día y obtendría habilidades que me ayudaran en un futuro cercano.

El INA no me dio una beca económica para cubrir mis gastos, era mi plan con ese dinero ayudaría en casa y estudiaría, mi mamá insistía que era necesario que yo trabajara y le ayudara, así que empecé hacer mi currículum le pedí a una amiga que me ayudara con las copias y salí a las calles a buscar trabajo en donde fuese, no sabía por dónde empezar, ni siquiera si mis documentos estaban bien redactados, necesitaba algo que me permitiera continuar estudiando.

En la búsqueda un amigo cercano me hablo de un restaurante de comida rápida, ofrecía empleo de medio tiempo con diferentes horarios a escoger, no pedían experiencia alguna y estaban reclutando personal, me recomendó ir a las oficinas centrales a entregar mi hoja de vida y así lo hice, en una semana estaba trabajando para Mc Donalds, iba de 2:00 pm a 10:00 pm además podía trabajar horas adicionales y así obtener más dinero en poco tiempo.

Al cabo de unos meses había ahorrado algo para mi teléfono, ayudaba en casa y me costeaba los pasajes al curso de computo, las horas extras habían ayudado mucho, empecé a ojear celulares en las tiendas y vi uno que me encanto, lo aparte con mis ahorros, fui abonando hasta que por fin lo cancele y obtuve con mi esfuerzo lo que tanto desee, un teléfono moderno de pantalla táctil de las mejores marcas del mercado un Nokia, pantalla a colores y conexión a internet.

Y así como mi madre lo quiso, de mi salario compre mi primer teléfono.

royleni.vs
Author: royleni.vs

1

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    al esquema riguroso le falta más trabajo. Revisa el capítulo del libro, eso ayudará a ordenar el relato, para concentrarlo en CONECTAR.

Deja una respuesta

3 × 3 =