RETO 11: Volver a nacer,

Argumento:

Los hematomas y mareos sin explicación fueron el mínimo de los problemas que se le presentaron. Tras una hemorragia interna que casi le costo la vida, Giselle es diagnosticada con una inusual enfermedad, la cual ataca su sistema inmunológico sin detenerse, a pesar de no existir cura, Giselle resiste contra el padecimiento. Quizás su existencia signifique apenas un suspiro en realidad que la rodea.

Trama:

1.       Giselle se encuentra en su habitación, sin fuerzas para levantarse del suelo.

2.       Sufre un desmayo y lo último que escucha son los pasos apresurados de su padre.

3.       Despierta en un cuarto de hospital con una senda en ambos de sus brazos.

4.       Giselle es diagnosticada con una extraña enfermedad que la ha estado debilitando durante años, causante de la hemorragia y demás padecimientos.

5.       Encuentro de sí misma, tanto en cuerpo como en alma.

Desarrollo:

El dolor en el pecho a penas me dejaba respirar, creo que habían recorrido varios minutos desde que estaba postrada en el suelo. Mi corazón latía a un ritmo doloroso.

-Ayúdenme. -susurre con la voz temblorosa. Antes de perder el conocimiento escuché unos pasos apresurados entrar a la habitación.

El dolor invadió mi cuerpo ese día, la intrusión de las agujas en mis venas debilitaban incluso el movimiento de mis dedos. Tuve una hemorragia interna que me hizo perder la sangre sin control, había sido diagnosticada con una extraña enfermedad llamada púrpura trombocitopenia idiopática.

Sabía que mi estilo de vida no era normal, los mareos, moretones por todo el cuerpo y sangrados sin explicación, todo a causa de ese padecimiento que debilitaba los nutrientes de mi sangre; mi cuerpo se apuñalaba a si mismo tratando de asesinarse y nunca le presté atención; mi sistema inmune no era capaz de coagular la sangre, ocurren 5 casos por cada 100 000 personas y una de esas soy yo.

Tuve que aceptar que las cosas no eran como quería y seguir adelante, mi presente se compone de medicamentos y cuidados exhaustivos contra cualquier tipo de enfermedad que pueda empeorar mi condición, las visitas al hospital son mensuales y las quimioterapias solo si algo se complica, pero el cansancio y los mareos son los que perduran.

A veces la energía contenida en nuestros cuerpos nos supera y colapsamos. Aprendí a crecer en la adversidad, a saber qué hacer con los fragmentos que ha dejado mi enfermedad; la remota posibilidad de que todo volviera a ser como antes desapareció, quizá no sea necesario contar como se sintió mi vida a partir de ese día, quizá solo sea necesario saber que llegue a conocer una clase de dolor que no tiene definición, necesite tocar fondo, tantear la idea de rendirme para ver que había otra salida, plantarme ante mi reflejo y aceptar que el tratamiento no sería fácil.

Volví a nacer, volví a experimentar el mundo y aprendí a tomar decisiones en pro a mi bienestar, decisiones que tal vez antes no me habría atrevido a tomar por ver por los demás, pero ahora por mi salud, por mí, para encontrarme, he decidido salir adelante, quizá no tenga sentido para muchos la conexión de mi cuerpo con el alma, quizá mi existencia signifique apenas un suspiro, pero estoy aquí y no estoy sola.

danyela61
Author: danyela61

3

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Jose Can

    Esa enfermedad intriga, que bueno que lo hallas tomado como segunda oportunidad y le des un nuevo sentidoa tu vida.

  2. romina

    Trama y texto muy bien (falta corregir texto), el argumento falta ordenar la idea. Relee el capítulo del libro, mira los ejemplos, para enfocarte mejor.

Deja una respuesta

19 − ocho =