Reto # 11 : “Lo voy a lograr”

Argumento : ha sufrido un accidente. Su vida está en juego. Su familia está desesperada y va en busca de neuro pediátricos. Al llegar a la clínica los especialistas notan un daño cerebral. Podría quedar inmóvil o peor aún, perder la vida.

Trama : 

1. Inconsciente : Me encuentro en la ambulancia, estoy boca arriba. La luz me incomoda.

2. Accidente : Me encontraba manejando mi bici, un familiar se encontraba a una cuadra del otro lado de la pista, le salude. Luego fijé mi mirada al frente y ¡Boom!, despierto en la ambulancia.

3. Clínica : inconscientemente escuchaba murmuraciones del doctor que podía quedar inmóvil me pasaron a una camilla y entré a una habitación.

4. No quiero morir : los vómitos no cesaban y el temor de fallecer me aterraba, mi cabeza me dolía. Estaba asustado.

5. ¿Me escuchas? : El doctor me dijo que me tranquilizara y me preguntó si podía mover mis piernas, moví la cabeza de un lado al otro como respuesta.

6. Piso : cada semana eran exámenes sobre mi pierna, aún no la podía mover. 

7. Lo voy a lograr : la rehabilitación fue dura. Volver a caminar era un reto grande.

Desarrollo :

Estoy inconsciente, no puedo hacer ningún movimiento. Mi tío Florentino se encontraba allí; le dije que me molestaba la luz adentro de la ambulancia y le pedí que me hiciera sombra a los ojos.

Trato de recordar lo que me pasó : Mi tía estaba al otro lado de la pista, la saludé mientras manejaba bicicleta; luego fijé mi mirada al frente y depronto ¡Boom!, un carro me atravesó y salí volando hasta caer en el suelo.

Había llegado a la clínica, los enfermeros se apuraron y me posaron en una camilla directo a la sala de operaciones, mientras tanto los doctores murmuraban a mis padres que en mi cerebro había hematomas (acumulación de sangre muerta), “si se infla su cráneo más de lo que está podría quedar inmóvil”.

Llegamos al quirófano, entre lágrimas y dolor pedí a Dios que no me muriera. Los vómitos me ahogaban cada vez me más, estaba asustado. De pronto sentí un pellizco en mi espalda y quedé dormido

Soy Fran, tengo 10 años. El doctor me pregunto si podía mover la pierna, le contesté que no. Cada semana tendría que tomarme un examen de mis piernas, por fortuna mis padres y mi hermano se encontraban ahí, eso me hacía sentir bien.

El doctor Mario de rehabilitación me dijo que jugáramos al fútbol. De mi parte nunca me había agradado aquel deporte, pero era el precio por volver a caminar, a correr, a saltar por los parques. Puse mucho de mi parte. No fue fácil. Pero de algo estaba seguro. “Lo voy a lograr”.

 

Fran Fernández

5

Esta entrada tiene 8 comentarios

  1. Salma

    Me gusta la fortaleza que transmite tu escrito y también la objetividad, no dramatizas la situación para conectar con el lector. Muchas gracias por compartirlo.

  2. romina

    Argumento y trama muy bien.Relato muestra un gran crecimiento. Te felicito.

  3. Daniel Lugo

    Me gusta tu narrativa, te felicito continua hasta el final

  4. José Tillaguango

    Muy buena historia.

  5. Hola sabes? me gusto tu texto solo que me hubiera encantado que le pusieras un poco mas de drama para que atrapes más a tu lector porque tu historia es muy buena y seguro tienes mucho que dar.

  6. Ana Elena

    Hay que ser más precavido y continuar con esa tenacidad que tienes para lograr tu recuperación.

  7. jesus chapa

    me gusto muy corta la narrativa pero bien

  8. yesenia cortes

    me gusto la fortaleza que tiene para avanzar, para seguir adelante aveces hay que hacer cosas que no nos agradan para poder estar bien, debemos esforzarnos. me hubiera encantado un poco más lo que hizo para poder volver a caminar si hubo algún dolor o frustración, por que bueno aunque son niños todos pasamos por momentos de crisis reacciones y frustraciones, que se vea que el proceso es duro pero no imposible.

Deja una respuesta

cuatro × tres =