RETO# 11 : DOLOR INTENSO

ARGUMENTO

En un partido fútbol, José sufre una espantosa lesión en su rodilla, a causa de esto tiene que pasar por duros momentos de dolor y desesperación. ¿Podrá salir adelante?

TRAMA

1.PARTIDO DE FÚTBOL: José emocionado intenta hacer un gol.

2.LESIÓN: Dolor insoportable, lo sacan cargando de la cancha.

3.CIRUGÍA: Diagnóstico y procedimiento quirúrgico.

4.TRATAMIENTO Y REHABILITACIÓN: Terapias dolorosas.

5.DESESPERANZA: Se siente desmotivado, no pude hacer lo que le gusta, deja las terapias.

6.PALABRAS DE MI HERMANA: Entra en razón, retoma su rehabilitación.

7.RECUPERACIÓN: El procedimiento empieza a dar resultados y se cura.

DESARROLLO

El campo de fútbol estaba mojado y no pedía contener la emoción de volver a jugar. Andaba en racha, quince goles en cinco partidos. Se jugaba el minuto diez, recibí un pase por el extremo derecho, miré la portería. Al frente debía burlar un defensa, y una vez solo con el portero el gol era casi un hecho.

Cuando estuve cerca de mi rival, hice un movimiento para pasarlo, lo estaba logrando. Pero de repente mi pierna derecha se atoró en el césped, perdí el equilibrio y caí. Escuché un ruido extraño en mi rodilla, como si algo se desprendiera internamente. ¡Ayúdenme por favor! grité, no podía levantarme. Tuvieron que sacarme cargando.

Inmediatamente la rodilla tomó un color morado y empezó a hincharse, yo no dejaba de quejarme. Me llevaron hasta el hospital y fui  ubicado en una camilla,  el doctor minutos después mencionó que había sufrido una ruptura de menisco, debían hacerme una cirugía.

Pasé una semana inmovilizado, antes de que me dieran el alta.  El médico dijo que debía hacer rehabilitación.Dentro de las sesiones de terapia, me pasaban  por varias máquinas, en las que cada vez experimentaba un intenso  dolor. No tenía fuerza en mi pierna derecha, en ocasiones, si hacía un mal movimiento me caía, aparte tenía que soportar los regaños de los rehabilitadores. Me preguntaba si esto funcionaría.

Me molestaba el no poder hacer cosas que me gustaban, como practicar deporte, jugar con mis amigos  y estudiar. La verdad no veía resultados, el dolor parecía incrementar, además ir todos los días hasta el centro de terapia era tedioso. Así que decidí no seguir rehabilitándome.

Viví momentos de encierro, sin hacer nada. Decepcionado. Deseaba con todas mis fuerzas no haber jugado ese partido. En casa me enojaba por cualquier cosa, hasta que mi hermana cansada de esta situación, de manera enfática mencionó. ¡No puedes seguir así! ¿qué ganas quedándote aquí?  Estas negándote la posibilidad de recuperarte. Escúchame, todo proceso lleva su tiempo, no te rindas, inténtalo una vez más. Debes volver a la terapia. Quizá tenía razón, pensé, no terminé el tratamiento, cómo puedo saber si funciona o no. Luego de varios días de reflexión, retomé lo que dejé inconcluso.

Fueron quince días intensos, luchando, sufriendo con el dolor, siendo disciplinado con las recomendaciones del doctor. A medida que el tiempo transcurría sentía como mi rodilla ganaba fuerza, se movía con facilidad. Me sentía feliz de haberme esforzado tanto con tal de recuperarme. Finalmente pude decir, lo conseguí.

 

 

josetjimenez27
Author: josetjimenez27

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Bien argumento y trama, en el relato falta corrección y no olvides lo esencial: CONECTAR con el LECTOR.

Deja una respuesta

3 + uno =