Reto 11. Después de la convulsión

Argumento:

En su juventud no fue disciplinado con su forma de vivir por lo que al llegar a la edad adulta fue diagnosticado con diabetes. Después de la convulsión de aquella mañana, la vida ya no volvería a ser la misma.

Trama:

  • La noche anterior. Incumplimiento de las indicaciones
  • Despertar en la mañana. Inconsciente por la hipoglicemia
  • Traslado al médico. Recuperación y nuevo diagnóstico
  • Nueva etapa. Operación para la diálisis
  • Mi nueva vida. Diabetes e insuficiencia renal
  • Corolario. Mis enseñanzas para las nuevas generaciones

Historia

Llevaba varios días con la indisciplina de tomar alimentos después de la aplicación de la insulina, esa noche como algunas anteriores me fui a dormir sin cenar, pues no hacía mucho apenas había comido.

A la mañana siguiente no reconocí a familiares y vecinos que llegaron a visitarme, estaba convulsionando por lo que perdí el conocimiento por un tiempo considerable. Una persona dio aviso que al saludarme no respondí y me vio haciendo movimientos extraños además de tener la vista perdida.

Llamaron a la ambulancia y los paramédicos al detectarme insuficiencia de glucosa me dieron una pastilla azucarada y me trasladaron al hospital, en el camino muy lentamente fui recuperando la conciencia sin recordar más allá de la noche anterior. La mañana había pasado sin tener conocimiento de ella.

Después de estabilizarme, los médicos procedieron a hacer otros estudios clínicos que al aparecer inestables los tuvieron que repetir por lo que mi estancia en el hospital se alargó a tres días. Por último, me indicaron que tenía insuficiencia renal crónica por lo que mi vida cambiaría de manera sustancial.

Mis familiares se hicieron cargo de llevarme y después de hacer prácticamente una huelga para recibir atención dio inicio el proceso para que me pudiesen operar y empezara el proceso de diálisis.

A mis 73 años, mi hijo y su familia me atienden haciéndome cuatro sesiones de diálisis por día. Mi alimentación se acotó a evitar comida chatarra, productos industrializados y tomar poca agua, además de una movilidad limitada.

 Vivir en la última etapa de mi vida no puedo hacer mucho para mejorar mis condiciones de salud, pero si para enseñar a las nuevas generaciones algunas sugerencias para evitar llegar así a este periodo:

  • En tu juventud se disciplinado con tu alimentación: no azúcares, alcohol, harinas.
  • Toma las comidas que te indique tu médico, tanto si se exagera o te limitas es dañino para ti.
  • Practica ejercicio todos los días.
  • Toma agua cada vez que tu cuerpo lo pida.
  • Lleva una buena relación con tu descendencia
  • Nunca te quejes y se agradecido por la oportunidad de vivir.

¿Te gustó?

Puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!.

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. romina

    No olvides lo aprendido antes, conexión, tener en cuenta al lector en el texto.

  2. Ana Elena

    Tu texto me hizo entender que debemos prevenir las enfermedades.

  3. David Gómez

    Buen texto para cuidar la salud

Deja una respuesta

14 + 2 =