Reto 11: Batalla de curvatura

Argumento.

Desde pequeña Adri nace con una malformación de columna. A medida que crece recibe burlas de sus compañeros en la escuela por usar zapatos ortopédicos. La mayor parte de su vida asiste a terapias físicas sin tener un resultado efectivo. De pronto, un giro inesperado en su vida cambia todo su rumbo y manera de pensar de sí misma.

Trama.

1. Escribiendo. Estoy en la escuela. Escribo en mi libreta sobre la paleta de mi butaca.

2. DolorLa cabeza comienza a darme vueltas.

3Descanso. Cierro los ojos y estiro el cuello.

4. Recuento. Recuerdo de las burlas que he sufrido desde pequeña.

5. Terapia. Recuerdo de las terapias que he recibido.

6. Deseo. Sensación de que las clases terminen.

7. Autoestima. Reflexión de como he crecido personalmente, y he logrado apreciarme.

8. Apoyo. Agradecimiento con mi madre que me ayudó a creer en mí.

Desarrollo.

Escribo rápidamente para poder enderezar mi columna lo más pronto posible, pues comienzo a sentir un gran mareo y mi cuello no para de palpitar en ambos lados.

Cuando por fin termino, llevo mis manos hacia mi nuca y cierro los ojos para olvidar un poco el dolor. Al quedarse mi vista oscura, llegan a mis recuerdos aquellas fastidiosas risas de los niños de mi infancia que me dirigían siempre cuando llegaba a la escuela y me veían usar aquellos horrendos zapatos ortopédicos.

Abro los ojos y notó que en mi mejilla escurre una lágrima, así que me levantó y salgo para ir al baño. Mientras camino, mi mente se vuelve presa de recuerdos que no puedo reprimir… Montones de terapia he recibido desde que tengo razón, y ninguna había sido verdaderamente efectiva, pues además de los ejercicios, todos los terapeutas solían decir lo mismo: “Tu escoliosis no puede curarse. Tendrás que asistir a terapia de por vida y utilizar zapatos especiales para disminuir el grado de tu curvatura”. Estaba ya harta de eso.

Luego, al observar en el espejo del sanitario, descubro a una joven alta, de mejillas rosadas, ojos brillantes y labios delicados que me dirige una mirada triste. “Esta soy yo”, pienso. “Que bella”, susurra una voz en mi cabeza. Entonces se esboza una sonrisa en mi rostro, y una sensación indescriptible se apodera de mí al desear que las clases terminen, y así poder  llegar a la nueva terapia a la que he estando yendo, para acabar de una vez por todas con esa monótona rutina de ejercicios y no ver ningún cambio.

Cuando llego al hospital y me dirijo a fisioterapia, Liz, mi nueva terapeuta me saluda con gran alegría, lo que me parece extraño, pues ningún terapeuta había hecho eso antes. Más por gusto que por obligación me comenta los detalles que ha investigado acerca de lo que tengo. Ahora sé que no es una enfermedad, sino un padecimiento, y un caso de escoliosis tipo idiopática, el cual puede corregirse de una manera considerable con el método de Katharina Scrott.

Nadie hasta ahora me había dado detalles de ello, y conforme asistía a las terapias comencé a notar que los mareos ocasionados por la opresión de mi vértebras cervicales con la médula espinal, desaparecían, el dolor de cuello poco a poco se esfumaba y mi postura al caminar o sentarme se corregía en gran medida. 

La confianza en mí llegó en cantidades extraordinarias, y los recuerdos de las burlas que antes me atrapaban bajo su tormenta, ahora se habían convertido en la tierra que pisaba al caminar por un bello jardín repleto de flores. 

Mi madre sonríe cada vez que me mira despertar en la mañana y con entusiasmo me acompaña en mi rutina de ejercicios. Ahora puedo usar tacones y vestidos con gran seguridad, mientras me ayuda a elegir el atuendo perfecto para una chica que ha logrado corregir en un 90% su padecimiento.

Mi batalla de curvatura casi se ha acabado, y no tendré que hacer ejercicios terapéuticos por toda mi vida como me habían dicho antes. Bien dicen que la fortaleza sale a flote en los momentos de mayor tensión y preocupación, y me alegra que la mía ha sabido llevarme por este complicado camino de retos. 

                                                                                       Adri Flores

¿Te gustó?

Puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!.

vic21spring
Author: vic21spring

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. romina

    Muy bien argumento y trama. En el texto nos falta corrección, evitar repeticiones, buscar la mejor forma de decir lo que deseas transmitir.

  2. e.m.c.onuno10

    Me encantó el desarrollo y perspectiva; excelente tema y muy bien trabajado.

  3. Ana Elena

    Admiro la capacidad de lucha y seguridad que demostraste para salir adelante a pesar de las burlas.

  4. yesenia cortes

    aveces debes dejar todo lo que te trauma para poder avanzar me alegra que pudo encontrar una cura y ahora puede disfrutar de su vida

Deja una respuesta

dieciseis − tres =