RETO 11. ARGUMENTO Y TRAMA

 ARGUMENTO

Mara desea enfermarse de varicela como el resto de sus compañeros de clase para poder salir de vacaciones anticipadas, sin embargo, las cosas no resultan como lo esperaba.

 

TRAMA

1.- EPIDEMIA DE VARICELA. En el salón de clases hay varios alumnos ausentes debido a que tienen varicela.

 

2.- DESEO DE ENFERMAR. Mara quiere contagiarse para no asistir a clases.

 

3.- PRIMEROS SÍNTOMAS. Aparecen las primeras ronchas en la piel de Mara.

 

4.- EMPEORAN LOS SÍNTOMAS. Las ronchas cubren cada rincón del cuerpo de Mara.

 

5.- DESESPERACIÓN. Las ronchas se vuelven insoportables.

 

6.- ALIVIO Y RECUPERACIÓN. Su papá encuentra un remedio para aliviar la comezón y Mara inicia su recuperación.

 

HISTORIA:

 

Faltaba un mes para que terminara el ciclo escolar lo que significaba que los exámenes finales se acercaban peligrosamente a los alumnos de tercero de primaria, es por eso que resultaba inusual la cantidad de asientos vacíos en el salón de Mara.

 

Ante la curiosidad de los niños respecto a la ausencia de sus compañeros, la maestra les explicó que tenían varicela, una enfermedad muy contagiosa que causa ronchas en la piel, por lo tanto, para evitar más contagios los pequeños que estaban enfermos ya no regresarían a terminar el ciclo escolar, y el resto del salón debería estar atento en caso de presentar cualquier síntoma, pues de hacerlo deberían de ausentarse a sus hogares también.

Al escuchar eso, Mara quiso tener varicela con urgencia. Sus calificaciones eran buenas, lo que significaba que de contraer la enfermedad ya no tendría que estudiar para los exámenes finales, repetirían sus últimas calificaciones en la boleta y podría tener más días de vacaciones. La idea de poder quedarse en casa a jugar la emocionó, pero no sabía lo que le esperaba.

 

Pasaron unos días y las pequeñas manchas rojas se asomaron en el estómago de Mara, quien se las mostró con gran alegría a su madre. Como esperaba al llamar a la escuela fue excusada de ir a clases.

 

Los primeros días de la enfermedad transcurrieron entre caricaturas y juegos, luego todo cambió. Las ronchas marcharon a pasos agigantados hacía cada rincón del cuerpo de la niña. De pies a cabeza, cubrieron desde el cuero cabelludo hasta las plantas de los pies, fue entonces cuando la varicela se tornó inaguantable, la pequeña no podía levantarse de la cama sin dolor, el simple hecho de ir al baño era un tormento, sentía como las ronchas en sus pies dolían con el mínimo contacto con el suelo.

 

Aunado a eso, la comezón era insoportable, el deseo de rascarse era demasiado pero su madre le advirtió que, de hacerlo, su piel quedaría marcada para toda su vida. Por lo que rascarse no era una opción, la vanidad venció a la necesidad. La niña lloraba por la comezón y la frustración, sus vacaciones no eran lo que esperaba.

 

En el momento en que la niña ya estaba considerando rascarse su padre apareció en su rescate, abrió cientos de sobres de avena y literalmente la empanizó. El alivio fue inmediato, el polvo había controlado la comezón, ahora sólo quedaba esperar unos días más para que el sarpullido se secara. Mara reflexionó en sus días de cama, definitivamente ir a la escuela hubiera sido mejor que la varicela.

0

Deja una respuesta

7 + cinco =