RETO 11 – ANTES DE QUE LA AMBULANCIA LLEGARA, ÉL YA SE HABÍA DESMAYADO

ARGUMENTO:

Manuel despierta en el hospital. Los dolores en su cuerpo han desaparecido y un doctor lo observa seriamente. Una serie de presentimientos negativos lo invade y las preguntas comienzan hacer eco en su mente ¿Cómo es que llegó a parar ahí? ¿Qué le hicieron? ¿Qué le pasó?

 

TRAMA.

Hospital. Manuel abrió los ojos y se sorprendió de estar allí.

Los dolores desaparecieron. Se sentía mejor. Los dolores del día anterior habían desaparecido.

Tacos de pastor. Una noche antes de la tragedia, saliendo del trabajo, fue a cenar unos tacos de pastor. Comió sin límites.

Diarrea. A la mañana siguiente, un intenso dolor de estómago lo hizo correr al baño. Tenía diarrea.

Farmacia. Fue a la farmacia por unas pastillas para aliviar el dolor, pero este no se controló. Al contrario, los dolores se intensificaron más.

Todo me da vueltas. Empezó a marearse. Presintiendo lo peor, llamó al 911. Antes de que la ambulancia llegara, él ya se había desmayado.

Si no te cuidas, lo demás no funciona. Saliendo del hospital, pensó seriamente en su alimentación. Tenía poco que había emprendido un negocio, pero si no cuidaba su salud, no le alcanzaría el tiempo para lograr su sueño.

 

RELATO

 Las paredes y las cortinas blancas se presentaron ante Manuel al abrir los ojos. Pensó que solo era un sueño, pero los aparatos médicos que estaban alrededor le hicieron caer en cuenta que estaba en un hospital. Se sentía mejor que nunca. Los dolores estomacales habían desaparecido y ya quería irse. En ese momento, alguien entró a la habitación, Era el doctor Villalobos. Le explicó lo que le había pasado y que las inyecciones que le suministraron surtieron efecto. Le entregó su alta y una receta médica con las indicaciones a seguir. Tomó la hoja y salió del hospital.

Camino a su casa, recordó que la noche anterior fue a cenar a la taquería que recién habían inaugurado cerca de su trabajo. Ordenó unos tacos al pastor y una coca cola. Comió hasta sentirse satisfecho. Pagó la orden y se retiró.

A la mañana siguiente. Un fuerte dolor de estómago lo hizo correr al baño. Tenía diarrea y náuseas. Fue a la farmacia por unas pastillas para aliviar el dolor, pero este no se controló. Al contrario, los dolores se intensificaron. Empezó a marearse. Se recostó en la cama, pero de repente, presintiendo lo peor, tomó su celular y marcó al 911. Segundos antes de que la ambulancia llegara, él ya se había desmayado…

Después de esa experiencia, y sintiéndose como nuevo al salir del hospital, reflexionó acerca de su salud, sobre todo de sus hábitos alimenticios. Apenas tres meses atrás había emprendido un negocio para la cual trabajaba y no podía darse el gusto de no verlo crecer. Necesitaba cuidarse para lograr ese sueño.

¿Te gustó?

Puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!.

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Relee el capítulo de ARGUMENTO en el libro. Trama y relato muy bien.

Deja una respuesta

tres × uno =