Saltear al contenido principal

Reto 11

Argumento: En una noche pase por un dolor insoportable, que llego de manera impredecible, de que nunca me hubiera esperado algo así. Todo tan impredecible que cuando me di cuenta de lo que le estaba pasando a mi cuerpo ya era por un dolor insoportable en mi hombro derecho.

 

Trama:

  1. Noche común entre otras: Era la noche de un domingo listo para recibir el lunes como cualquier otro, sin malos presentimientos me perdí en sueños sencillos y divertidos sin esperar algo malo.
  2. Desesperación por el dolor: Desperté en una posición completamente opuesta a la que me había dormido originalmente, con un dolor tan intenso en mi hombro derecho que no lo podía mover y no quería que nadie lo tocara con ganas de expulsar mi llanto.
  3. Noche infinita: Mis padres y mi abuela acudieron a mi llanto, dándome una pastilla para calmar el dolor y colocándome una pomada en mi hombro para calmar los dolores con un cálido masaje, pero su tacto con mi piel me producía más dolor, pasando cinco minutos en mi mente llegaba la desesperación de que el dolor no se iba al grado de que me parecía de que se hacía más intenso.
  4. Sufrimiento hasta el último segundo: Cambaba de posición pero eso no quitaba el dolor sino que lo aumentaba provocando que mi papa me ordenara quedarme en una sola posición y esperar hasta mañana para poder ir con un doctor.
  5. Acudimiento de la ayuda: A la mañana siguiente el dolor había disminuido un poco y fue con el doctor con el cual recibí un tratamiento que en un lapso de cuatro días extinguió el dolor para poder regresar a la normalidad.

 

 

Desarrollo:

Era una noche tranquila en la cual con mi teléfono que me arrullaba con cada momento, pensando “Ay mañana hay escuela” quejumbrosamente, mientras mis ojos se iban cerrando cada vez más sin que pudiera evitarlo,  con mi último segundo de energía bloque mi celular me quede dormido.

 

Sin poder recordar claramente que fue exactamente lo que paso, sentía un dolor en mi hombro derecho que cada vez se volví más intenso todo se veía oscuro pero el dolor provenía del mismo lugar hasta que abrí los ojos viendo que la luz borrosa del foco de la habitación estaba justo arriba de mi, confundiéndome ya que en mi postura original de dormir la luz siempre estaba arriba de mis pies y no de mi cabeza.

 

 

 

 

 

 

Desconcertado con los ojos bien abiertos  me di cuenta de que mi papá, mi mamá y mi abuela estaba rodeándome y de que en definitiva esta volteado al revés de cómo me había acostado, el dolor en mi hombro era tan fuerte de que no sabia que era lo que estaba pasando solo de que no me podía mover sin que ese dolor se volviera más intenso.

 

Con el transcurso de la noche el dolor no se iba y cansado de mi sufrimiento y mi llanto mi padre me ordeno que si quera su ayuda tendría que calmarme, ya que si entraba en más pánico, entraría en desesperación. Tratando de callarme mi llanto disminuyo conteniendo mis lagrimas de desesperación sin saber que hacer, me dieron una pastilla y me colocaron una pomada con un masaje.

 

Pero eso no cambio nada simplemente trate de dormir pero eso no parecía no tener resultado y me vino a la cabeza el pensamiento de que tanto tardaría en hacer efecto la pastilla y la pomada, pasaron cuatro horas de agonía hasta que me pude quedar dormido.

 

A la mañana siguiente me desperté con un poco menos de dolor y al ir al doctor me notifico que mi hombro estaba dislocado debido a un esfuerzo exagerado, y que con unos masajes y movimiento de mi hombro podría recuperar su movilidad, considerando también que hasta con el movimiento más insignificante sentía más dolor. Fue un proceso duro de cinco días lo más fastidioso fue recuperar el tiempo perdido en la escuela que aún que me justificara las faltas debía reponer los trabajos y tareas no entregados, una de las peores semanas de mi vida.

AmanteDeBlas

Comencé a escribir buscando una forma de darle sentido a todos los pensamientos y sentimientos que corrían por mi cabeza y me gritaban ¿Dónde está el amor que tanto has esperado? ¿Dónde está esa mujer que tanto anhelas? y se me ocurrió que tal vez yo podía darles un sentido y una existencia física ¿Pues porqué no? pero de una manera especial y bella llamada poesía, continuando con el nacimiento de mis poemas también dije ¿Porqué no crear un mundo en dónde yo pueda hacer lo que sea? donde yo a través de los sentidos de mis protagonistas pueda sentir mis mejores sueños o curiosear por pesadillas, al final cuando estoy yo, un cuaderno y una pluma puedo darle sentido y un propósito a cada sueño, sentimiento y pensamiento...
Al final me considero un libro abierto esperando a alguien que lo quiera leer.

Volver arriba