Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php on line 1267

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php on line 1304

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php on line 1308

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php on line 1336

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php on line 3456

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php on line 3463

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php on line 3476

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php:1267) in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/peepso-core/peepso.php on line 2152
Vos, mi serendipia. - CCS Escritores Saltear al contenido principal

Vos, mi serendipia.

Caigo una vez más. Pensándote de nuevo, mientras las lagrimas saladas riegan mis mejillas. Porque recordarte duele, tu ausencia hace crujir al corazón. Que sufre amargamente tu partida.
Después de tanto sentir y vivir tocó decir adiós. Tan temido adiós.

No hay momento del día en el que logre sacarte de mi mente. Porque a diario en mi mente rueda esa película, nuestra película. La que muestra todo lo que vivimos y lo feliz que fui al tenerte a mi lado, amándote. También se proyecta en ella todo aquello que deseo que pase entre nosotros, la continuación de nuestra historia. Ese final feliz eterno. Y es así como tú permaneces acá, aunque no estés. Es así como tú recuerdo logra sacarme adelante. El pensarte me hace más fuerte. Es ese antídoto que me hace perderme y olvidarme de lo sola y triste que me encuentro en este momento sin vos.

Porque siempre me levanto y busco la manera de hacer las cosas bien. Para agradarte y buscar tu atención. En cada paso que doy, estas vos porque aunque no estés, busco la manera de atraerte a mi lado. Para que llenés esté gran vacío que tengo ahora. Para que me quités este frío que deja esta soledad, que me hace adicta al falso bienestar que me das. Tu ausencia desgarra mi corazón.

Y cada vez que ataca sin piedad, quitándome todas mis fuerzas. Logro recuperarme trayendo nuestra historia a la mente. Y recuerdo cómo fue que llegaste a mi vida. Esa serendipia, ese hallazgo tan afortunado y bastante inesperado. No te busque, ni te imagine. Llégaste de sorpresa y trajiste mucho positivismo. Me enseñaste las mejores cosas de la vida y del amor. Es que hubo un antes y un después de vos. Llegaste a ser mi brújula y mi perdición.

Me transformaste. Me hiciste una mejor mujer. Llegaste a ser mi brújula, porque vos me guiaste e hiciste que me encontrara. Despertaste a ese gigante que estaba dormido en mi: las ganas de hacer las cosas bien. Había tanta luz en vos, que hiciste brillar cada rincón de mi. Amo la nueva yo que creaste.

A la vez llegaste a ser mi perdición. Porque fue tanto el bien que me hiciste, tanto bienestar que me diste, tanta felicidad, que me hiciste adicta a vos. No imagine mi vida sin tu compañía. No dimensione la terrible soledad que dejarías si te irías. Porque no quería mi vida sin vos. Porque te convertiste en mi motivación, ese motor que te impulsa a ser mejor. Llegaste a ser mi fuente de energía y felicidad. Con vos todo valía la pena. Fuiste la pieza que llego a completar mi maquina y la hizo funcionar. ¿Cómo pensar en quitarte y detener lo que marchaba tan bien?.
Sos mi perdición, porque no encuentro manera de sacarte de mi corazón.

No estás acá, ahora. Te fuiste antes de tiempo. No pude decirte nada. Y tengo tanto que decirte, todo eso que no te he dicho aún que está quemándome el corazón. Todas esas palabras que rondan mi mente y que me gustaría que escucharas. Pero que no tengo el valor de decirte de frente.
Es por eso que te escribo. Porque me es más fácil expresarme así. Asi las palabras brotan. Y así es como puedo decirte todo lo tengo en mi corazón, sin interrupciones y sin nerviosismo que me impida hablar.

Quiero que me leas. Que me sientas en cada palabra. Que conozcas lo que generás en mi, por si no te lo he demostrado ya. Quiero que a través de mis palabras logrés entrar a mi corazón y podás dimensionar lo mucho que te amo. Quiero que a través de mis escritos llegués a verte con mis ojos y te metás en mi cabeza para que descubras lo mucho que te pienso y te he necesitado acá, a mi lado.
Quiero que llegués a conocerme, que entendás a mi corazón que expresa lo vos le hacés sentir.

Cuando me leas, recuerda nuestra historia. Siente como te beso con cada palabra. Cada vez que expresé lo que siento con una frase, quiero que sientas como te abrazo fuertemente, transmitiéndote todo mi amor. Y que al final de cada carta que te escriba, recuerdes nuestros momentos juntos. Y quizás así logrés entender lo mucho que te amo, la falta que me hacés y entiendas lo mucho que te necesito a mi lado.
Porque yo, cada vez que te escriba, impregnaré con mi amor en cada palabra. Mi corazón palpitará más fuerte con cada frase dirigida a vos. Mis ojos se iluminarán mientras cuente lo bien que me sentí a tu lado. Mi sonrisa florecerá al recordar tus besos, tus caricias y tus abrazos. Y mis mejillas se mojarán al volvetear a mirar al lado y sentir tu ausencia.

El amor que siento por vos será mi tinta. Mi soledad será el papel, esos momentos vacíos que recibirán mis lágrimas y recogerá mi amor hacia vos. Y mi corazón será el escritor que exprese fielmente lo que siente.

Con vos más que amor, fue magia. Gracias por llenar mi vida de luz, amor, magia y dolor. Te amare siempre.

 

Volver arriba