RETO 1: DESTINATARIO REAL “En lejanía”

Y estoy dentro de estas cuatro paredes, recostado sobre mi cama pensando en ti, coloco mi celular sobre el buro y con una sonrisa cierro mis ojos para descansar.
Despierto escuchando el sonido tintineante de mi alarma y preparo mis cosas para el trabajo, llego y me parece tranquilo, un día normal, pero en un instante muchos llegan a comprar, los miro actuando de forma inusual, talvez desesperados, quizás con angustia, pareciera que todos fueran a enloquecer.
Saliendo del trabajo voy caminando por el centro de la ciudad y me detengo un momento para mirar, algunos usan mascarillas, otros no, tiendas cerradas y personas con cara de angustia sentadas en cada puesto.
Llegó al auto y miro tus mensajes, desde el otro lado del mundo me cuentas que todo va peor, que a diario hay muertes y que te pone muy triste, que sientes que no puedes, que el encierro obligado te hace sentir mas solo que nunca. Y no sé que decirte.
Manejando a casa nada alentador pienso, a mi tampoco me gusta lo que sucede, quisiera ir al gimnasio pero ayer lo cerraron, salir a tomar un café con amigos no es opción, el distanciamiento tampoco me sienta bien, quisiera decirte lo mal humorado que estoy, que me siento enjaulado y que no me siento yo.
Y con la noche llegan tus mensajes diciéndome las pésimas noticias de lo sucedido en tu ciudad y yo sin saber que decirte. Recordé que un día me dijiste que si las cosas van tan mal, solo pueden mejorar y te lo envié.
Me preguntas como esto puede mejorar. Y te escribí…
Tú no estás solo, estoy del otro lado del mundo pidiendo por ti, para que el encierro no te carcoma o te deje enloquecer, aprovecha el tiempo de sobra, toma tu telefono, llama a tus amigos, a tu familia, ellos necesitan escuchar tu voz y saber que estás bien, en medio de este distanciamiento acércate con textos, con palabras, con lo que hay dentro de ti. Ve las estrellas al lado de los que amas o miren el amanecer. Cocina para ellos, haganlo juntos. Brinca, lee un cuento, juega ajedrez, escribele una carta a un ser que amas, dile que estás aquí para él, así como estoy yo para ti, para escucharte, para leerte, para comprenderte y al terminar todo este caos estaré contigo como ayer, como hoy y como siempre, en medio de estás cuatro paredes recostado en mi cama, mandándote mensajes y haciéndote reír, diciéndote que me importas que contigo las horas parecieran minutos, que tus sonrisas alegran mis días y tus ocurrencias hacen aparecer las mías y al terminar el día y apagar el destello de luz en mi celular te quedas brillando en mi mente para que al siguiente día estés allí, como yo estoy aquí para ti.

zeltic24mh
Author: zeltic24mh

0

Deja una respuesta

doce + catorce =