Reto 1-Destinatario Real-corrigiendo mi error

Querida Nandy:
El primer dia, sin timidez alguna entraste a mi vida, rara, coqueta, divertida y sonora para mis oídos, pues en mi confusión tatuaste mi nombre en tu anonimato, más mi inconsciente curiosidad me lleva a arriesgarme a perseguirte, conocerte y volverme loco…
Hoy, despues de que corrigiera mi error, de que te dijera la verdad, de que te incluyera en mis sueños sin tu consentimiento,de haberte alejado por el dolor que tu acciones y palabras provocan en mi; celoso, colérico, reprimo mis emociones que salen en explosión por algún otro lugar en mi interior, no puedo seguir engañándome… 
Asesine nuestra amistad porque es solo una vil mentira que mantuve por años, solo por miedo a ser mas lastimado de lo que en ese entonces yo, ya era un muerto con vida. No tengo miedo ahora, prefiero enfrentar, liberar este deseo reprimido arriesgándome al confesarte mis sentimientos, esta en tu decisión quedarte para crear algo nuevo o caminar por ese sendero muy lejos del mío, más, no cambiará lo que yo siento por ti.

Perdoname en las ocasiones en que fui cruel y frío en mis palabras, me hierve la sangre cuando yo a todos les cuento de ti con la misma emoción que tu me cuentas de ellos…No puedo dejar de imaginar tus labios compartidos sin sentir mucho dolor en mi corazón y odio en mis pensamientos, pues cada mañana me levanto y me prometo “hoy no la mare mas”, “hoy la olvidare” y ese dia nunca llega, cada dia te quiero mas, cada dia te pienso mas…

Si bien me faltan palabras para expresar lo que pienso y siento, si bien necesito decirte todo de mi, todo de mi vida, necesito mucho más saberte, sentirte próxima de alguna manera… ese es mi sueño, nada mas puro y perfecto que un sueño, pero no hay nada mas lejano e inalcanzable, lo sé, lo razono, lo abarco… pues cuando tu me hacías daño, yo te consolaba, y poco a poco mi alma ya no pudo soportarlo, escapando para convertirme en un fantasma perdido al mentirte sobre mis sentimientos aquella primera vez en que me los preguntaste, para después verte con otro, y otro, y otro… me rompe, me hace desfallecer, haciendo de mis ojos un manantial, cayendo en una autodestrucción sin razón.
Así tomé la determinación de cambiar las cosas a pesar de todo lo lastimado que pueda salir, de poder demostrarte lo que es verdadero cuando ellos te estafaron, de poder darte lo que necesitas cuando ellos te encapricharón y más que todo que jamás volvamos a sentirnos solos… y si este fuera el fin… desearé que seas feliz, seguiré adelante aunque mire hacia atrás y te extrañe, serás parte de mi fortaleza como tambien eres mi debilidad y si la casualidad nos coincide de nuevo, espero que sea cuando entendamos bien lo que significa la felicidad.

Con amor:
Luis Cristian Heredia Mendez.

0

Deja una respuesta

3 × cinco =