Reto 1: Destinatario real

Hola, mamá:

Sé que nos encontramos a ciento de kilómetros de distancia, no tanta como otras personas que se quieren, pero lo necesario para no podernos ver tan seguido como deseamos y justo nos encontramos de esta manera cuando más desearía estar a tu lado.

Los primeros días que todo empezó a empeorar a nuestro alrededor me enviaste mensaje preguntando por mi salud, me pediste que no saliera y que me cuidara lo más que pudiera, pero ¿Quién cuida de ti cuando en tu trabajo todos los días tratas con personas enfermas?

No quiero pensar en la respuesta de esa pregunta, solo quiero pensar en todos esos planes que tenemos para cuando nos volvamos a ver, cuando todo regrese a la normalidad.

Pensemos en esas recetas que aun tenemos que experimentar, son justo las que te mando para luego prometerme que las haremos juntas y esas comidas que haz prometido elaborar cuando estuviera en casa.

Ten listo nuestro café para hablar sobre aquellas ideas que hemos compartido para decorar mi habitación.

Deseo hablarte sobre las historias que he escrito, de los personajes que he creado y sobre mis sentimientos al escribirlos, al igual que voy a hablar de esas lecturas que he tenido, eres la única que escucha todo eso aunque tu no compartes esa pasión conmigo.

Necesito sentirte entre mis brazos, asegurarme de que te encuentras bien y que podre confiar en que te tendré muchos varios más conmigo, aunque te he dicho que lo mucho que te quiero por mensaje siento que no es lo mismo que hacerlo en persona, mirando como nuestros ojos brillan al vernos y saber que esas palabras son más que eso.

Creo que con esto te recuerdo quien soy cuando estoy en casa, soy quien siempre esta pegada a ti como un chicle enfadoso, creo que se lo mencionaste a tu novio alguna vez, soy la que te cuenta ciento de cosas que no entiendes, pero finges que lo haces solo para hacerme sentir bien, la que se enoja cuando le preguntas varias veces lo mismo durante el día.

Ahora tenemos esperar para regresar a esa rutina que hemos formado mientras esperamos a que llegue el día, recordemos los buenos momentos, envíame mensaje de tus días, sobre las travesuras que nuestras perras han hecho, audios sobre lo que mi hermano te ha dicho por mensaje y te ha hecho enojar, mientras yo te enviare diseños de habitaciones, te enviare mensajes sobre los libros que deseo, sobre proyectos que tengo.

Hay que hacer como si aun estamos justas mediante mensajes constantes, sigue diciendo todas esas cosas que quieres planear para nosotras solo pueda regresar así ambas tenemos a algo que aferrarnos, tenemos un futuro en cual pertenecemos y debemos llegar.

Te quiero, son más que dos simples palabras escritas son todos unos sentimientos plasmados para darnos energía mutuamente en esta época.

Te quiero, sigue enviándome mensajes diarios que son mi motor en el día.

Espero verte pronto.

Tu hija.

joseline_mp
Author: joseline_mp

0

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. romina

    Joseline:
    Muy buena redacción y ritmo, solo cuida el objetivo, por momentos te pierdes en la nostalgia, se trata de una mirada nueva, no de sentirnos resignados o asustados.

    1. joseline_mp

      Gracias, voy a puntar las recomendaciones para tenerlas presente durante los siguientes retos.

Deja una respuesta

cuatro × dos =