Reto 1

Hoy, queramos o no todos estamos siendo víctimas de una cuarentena forzada,no se esperaba un aislamiento que para muchos se torno agónico. Siempre se ha catalogado la soledad como letal, dura, triste y en verdad puede serlo. Te hablo desde mi experiencia.

Fue muy duro aceptar que pasaría más tiempo de lo previsto lejos de mi familia: hermanos, padres, abuelos y pareja. Es dificil mantenerse firmes ante una tormenta que se muestra imponente.

Estar rodeado más que por cuatro paredes; no poder transitar libremente por las hoy desiertas calles; vivir con la incertidumbre de sí volveremos a abrazar a los nuestros, se convirtió en la rutina diaria más funesta antes vivida.

Pero podemos convertir esa soledad en un momento de reflexión para nuestras vida, meditar. Y creo que en momentos como estos es cuando debemos darhrnos cuentas de las gra des personas en nuestras vidas. 

Muchos tienen la ventura de estar con sus parientes: cuidándose, apoyándose. Y otros estamos solos. El horizonte era incierto.¿Quien lucharía conmigo? Fueron preguntas que empecé a hacerme. Tenía que buscar respuestas, en el camino logre comprender que espiritualmente nunca vamos a estar solos, siempre estará nuestro padre celestial con nosotros. Dios nunca nos abandona, somos nosotros quienes nos alejamos. Es momento de reflexionar, volver hacia él. Debemos buscar el lado positivo a las malos aconteceres de eso se trata el juego de la vida, buscar oportunidades donde haya tragedia. Así como yo encontré mi fortalecimiento, tú puedes hacerlo, lucha. Sé que parece dificil y siendo así sonríe, tienes un motivo para innovar, superarte, luchar y vencer esta crisis. Limpia essa lágrimas y cambiarlas por sonrisas. 

 

Me enseñaste mucho, cuidaste de mi y todos tu nietos. Es meritorio que hoy recibas compensación alguna. Quiero ayudarte, motivarte, cuidarte y aunque tangiblemente no puedo estar contigo, ten presente que compartimos una fe en el mismo ser. Es más, fe que tú me enseñaste.

Descubri que Dios siempre está ahí, dispuesto a escucharnos. Habla con él. Apóyate y confía en su grandeza. Sé que si lo buscas te ayudará, a mí me ayudó. Buscalo. Juntos compartiendo una misma fe y con la venia del Todopoderoso podremos salir victoriosos de esta tribulación. Ojo no va a ser fácil, lloraras, querrás rendirte pero nuestro padre estar para entenderte y darte su mano.

Todos en el mundo estamos luchando, puedes hacelo , salir victorioso, eres fuerte, sabio, antaño luchaste hazlo ahora. ¿Sabes? El trabajo será arduo pero ten la convicción de que al final del día la recompensa será grande. Encontrarás aquel oasis que tanto buscar, una luz en la tormenta. Y el reencuentro con los tuyos (conmigo también) será grande. 

eremaycunarp544
Author: eremaycunarp544

0

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. romina

    EL inicio se torna algo gris, mejor enfoca directo a tu objetivo, que luego si empiezo a sentirlo en la carta.

Deja una respuesta

diecinueve − uno =