RETO 1

Tu mirada fija pero perdida. El paso de los años se ven reflejados en tu cuerpo. Te veo rodeado de adultos, niños y mascotas, pero nada te brinda felicidad. Tu seriedad me lastima.

La enfermedad se apodera de ti no hay solución, lo sé.

Subo a visitarte todos los días, pero me quedo recargada sobre la puerta, admirándote, tratando de entender el enigma de tu tristeza. Algo dentro de mí me dice- sonríe, da luz.

Avanzo para llegar a ti, con una voz dulce y sonriente te digo-Hola, buenos días. ¿Como estas?

Me extiendes la mano, tu palma es rígida, gruesa con rastros de cicatrices y trabajo duro.

-Bien, como siempre. Es lo que respondes.

Enserió, ¡a ver sonríe!,(te niegas) pero alcanzo a distinguir una sonrisa escondida entre tu barba.

Mis brazos se unen a los tuyos, no te quiero soltar. una lagrima logro sentir en mi mejilla. Tu mano no la siento, porque la has llevado a tus ojos eliminando cualquier rastro de lo que llamas debilidad.

Yo solo quiero hacerte sentir bien, quiero escuchar tu risa y tu alegría quiero expresar. Quiero hacerte feliz.

Me sueltas, pero tu mirada cambio, veo luz en ti, y tus ojos sonríen.

 

EL PODER DE UN ABRAZO

ES LA CURA PERFECTA AL DOLOR

PUEDO SENTIR LA FRANQUEZA Y, SOBRE TODO 

LA PUREZA DE UN ABRAZO SINCERO CIERRA HERIDAS

HECHAS POR LA TRISTEZA.

0

Deja una respuesta

18 + 10 =