Reto 07 burgos2099

Bien, ya se sentó, todo apunta a que dispongo de pocos minutos antes de que se levante y pierda mi oportunidad. Está a menos de veinte metros así que tendré que moverme rápido, después de todo no puede ser tan difícil. Listo, estoy de pie; no puedo creer que haya empezado a moverme. De momento parece que todos se han quedado viéndome, mis compañeros y maestros, a diestra y siniestra. Incluso la música parece haberse detenido y las luces de la fiesta me tienen en la mira. Tranquilo, podrían ser ilusiones… No es más que el baile de fin de año de la escuela. Ahora puedo verla más de cerca, hermosa, radiante y sonriente, luciendo ese hermoso vestido que resalta aún más la naturaleza de su belleza adolescente. Vamos, respira…, no veo por qué tendría que rechazarte: eres alto, guapo, inteligente… Tienes mucho de qué hablar. Eso es, invítala a bailar. Avanza, inhala, lento… rayos, me falta el aliento, ¡no…, no puedo hacerlo! Pensará que soy extraño y que mejor debería ir y encerrarme en la biblioteca. Tal vez si me giro un poco dará la impresión de que voy al baño y pueda pasar desapercibido. Eso es, despacio, disimulado… Espera, ¿qué haces…? Si no reaccionas ahora otro chico te la terminará ganando. ¿Piensas permitírtelo otra vez? ¿Esperarás más meses a que ella vuelva a quedar libre? ¿Y si no…? Imposible. No volveré a permitirlo, sé que ha terminado con su novio y no estoy haciendo nada malo… La victoria supone riesgos y después de varias noches por fin he decidido correrlos. Normalizo la marcha, cada uno de mis pasos demora una eternidad y el impacto de mis zuelas contra el piso me estremece hasta la cabeza. Miro al cielo, ¡Dios me ayude! Después de todo no puedo ser un mal partido. Tranquilo…, relaja esos oídos. ¿Escuchas? ¡Es balada! Eres bueno en eso, es como bailar matemáticas. Ahora han puesto la luz tenue, este debe ser el momento. Crispo los puños para evitar la sudoración en mis manos y aprieto los dientes hasta que estoy en su delante. Ella levanta la mirada y no deja de sonreír.

Sí, balada. Sabía que no podía ser un mal partido. Hablamos lento, pausado y sonreímos al compás de la danza. Uno, dos, tres; derecha e izquierda… Definitivamente es como bailar matemáticas.

Eduardo Burgos Ruidías

burgos2099
Author: burgos2099

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Muy bien llevado. No hemos visto tiempos verbales, pero en las anécdotas realmente el verbo pasado es más adecuado, porque se refiere a algo que ya pasó (ojo eso no lo he marcado y en el vivo he dicho que usen tiempo y narrador que prefieran, solo para que lo tengas en cuenta).

Deja una respuesta

diecisiete − cuatro =