RETO 05 – RECUPERÁNDOME DE SU ADIÓS

Querida Laurita,

Esta noche desde mi escritorio, entre el dolor y el desequilibrio, me animé a escribirte estas líneas, sabiendo que tienes un corazón sensible y fuerte.

Quiero confesarte lo que me agobia y quita el sueño, sí, esta noche es una más de las que me sabe a profundo vacío y tristeza, una noche más en la que mis lágrimas parecen no conocer límites y mi mente gira en “mil por qués”; viene a mí el recuerdo de aquella mañana de diciembre en donde mi historia de amor de muchos años llegó a su final, el hombre que tanto amé me rompió al decirme adiós y mi corazón, herido se quedó.

Él era luz en mi días, era muy bueno conmigo, yo, hacia él sentía mucho amor, mucha admiración y respeto, así que siempre intentaba estar ahí y apoyarlo en cada una de sus metas; Laurita, sin darme cuenta con los años, creé hacia él una gran dependencia emocional, sé que eso fue un grave error, lo convertí en el centro de mi vida, todo giraba en su entorno, y cuando lo nuestro terminó, sentí que mi vida se había ido con él, quedé sin dirección, me había perdido. Mi corazón cayó en un abismo profundo de depresión, noches incontables de insomnio, el desconcierto de saber qué era lo que había pasado, todo alrededor tenía a sabor de tristeza, nada tenía sentido sin su presencia, en cada recuerdo él dando vueltas, cómo dolían las promesas, los sueños, los años vividos, el tú y yo; hasta el punto que levantarme de mi cama al amanecer era un gran logro.

Sabes, hoy ante mi familia intento parecer fuerte, no voy a negar que ellos me vieron llorar un par de veces, pero como era reciente el suceso ponerme así era comprensible; mis amigas cercanas se preocuparon, me dieron palabras de ánimo y son ellas las que me animan a que me aventure a salir y conocer a nuevos varones, todas quieren presentarme a alguien más, nadie nota que esas proposiciones son incómodas para mí, porque el amor no se va de la noche a la mañana y yo no me siento preparada para tener una nueva relación, primero debo sanar para poder conocer a alguien más y compartir felicidad; y aquí estoy frente a ti sin la máscara que me coloco todos los días, de la mujer risueña, de la mujer que nada ni nadie la puede detener, en esta noche desde mi habitación, te digo que aún siento vivas mis heridas y aquella tristeza que me sofoca, me hace sentir débil.

Respiro una y otra vez cada que me siento mal, y traigo a mi mente todo lo leído en los libros de autoayuda, sí, opté por buscar guía en ellos, me permiten mirar desde otro punto de vista mi situación, sé que los procesos son únicos y toman tiempo, que hay cosas necesarias para nuestro crecimiento y que soy responsable de mi transformación, que no puedo darle la espalda al dolor, sino hacerle frente, con el conocimiento de que saldré de él; gracias por tener la paciencia de leerme, volveré a reencontrarme, sé que volveré a volar alto en pos de mis sueños, estoy esforzándome en trabajar en mis metas profesionales, trabajando también en mi autoestima, quiero crecer, estoy segura Laurita que en un tiempo más adelante me verás diferente, me sentirás mejor, porque todo en esta vida es decisión.

Atte. Margarita.

¿Te gustó?

Puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!.

margarita8_04
Author: margarita8_04

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Laura Castro

    Hola Margarita, no se si soy la Laura a la que va dirigido tu texto, pero si no es así es una grata coincidencia encontrarme con tu texto, voy a tomarme el atrevimiento de comentar lo que creo.
    El rompimiento es un duelo, y es un proceso que lleva tiempo y etapas, en tres meses no te vas a recuperar si fue una relación fuerte, pero cada día vas a estar un poco mas cerca de lograrlo, llora todo lo que necesites, es la mejor manera de limpiar el alma, pero después te secas las lagrimas y te levantas, no puedes quedarte ahí, por más difícil que sea.
    Todos los noviazgos tienen un fin o un propósito, y en muchísimos casos ese fin no es el matrimonio, pero si es un proyecto de aprendizaje, así que pregúntate, que aprendí con esta relación, que me gusto, que no, que cambiaría, que quiero para mí, que quiero para mi pareja en un futuro, porque no funciono, que voy a aceptar en una próxima relación etc, ponlo por escrito,
    Y lo más importante es que tienes que cambiar tu manera de pensar, él no era la luz de tu vida, TÚ eres la luz de tu vida.
    Si no estas lista para salir con nadie más no lo hagas, se clara con tus amigas, explícales que agradeces sus intenciones, pero que estas en una parte del proceso donde de la que necesitas enamorarte es de ti misma.
    Y haz cosas por ti, en este tiempo es un poco limitado, por asuntos de restricciones, pero ve preparando el terreno para cuando pase,, haz una lista de las cosas que siempre has querido hacer, y anímate, deja los miedos atrás y lánzate a la aventura que la vida tiene para ti.
    Se egoísta, dedícate a ti, , se lo más importante, lo primero.
    Cada persona trata de superarlo de manera diferente, no se como sea tu caso, pero yo cortaría toda comunicación, no revises sus redes sociales ni leas mensajes antiguos, eso es autoflagelación y entre mas lo hagas mas duraran en sanar las heridas y dejara mayores cicatrices.
    Haz la última carta para él, se lo más sincera que puedas, eres buena con las palabras, aprovecha ese talento y cuando ya sientas que no tienes nada mas que escribir, entonces quémala, Es un simbolismo, pero es muy reconfortante, ve como el humo se va e imagina como vas soltando toda la dependencia.
    Eres una mujer linda, joven, con toda una vida por delante, con sueños y proyectos por los que trabajar, no te digo que será fácil pero vas a ver que cada día duele un poco menos y cada vez el recuerdo se sentirá más lejano. Tienes todo lo que necesitas para ser feliz, porque te tienes a ti, aprovéchalo porque la vida es muy corta,..

    Bendiciones en cantidades industriales, un abrazo Lao

  2. romina

    En el vivo de hoy hablamos del PG del reto. Revísalo.

Deja una respuesta

dos + diez =