Reto 02

Perdiendo lento

 

Sabes, recuerdo hace un año este momento, vivíamos como si el tiempo no funcionara, como si fuéramos eternos, pero el final del mundo esta por llegar. Ahora todo ha cambiado; el aire que respiro lo siento triste, ya no es puro; se ha manchado con un virus mortal. 

 

Muchas veces me siento fuera de serie. Por esta razón, puedo entender tu soledad, puedo sentir tu lamento. Nunca en mi vida estuve encerrado mucho tiempo, y puedo decir que es como una prueba mas en nuestro caminar por el mundo. Hay un poder en las alturas que trabaja en ti, por esta razón, no tienes que soportar este martirio, y esta tristeza, que es como un peldaño con el que todos estamos a prueba.

 

El ruido de los carros ya no puedo escuchar, como si toda la ciudad estuviera en pausa, el final del cosmos se aproxima. El universo esta en coma, ya no se mueve, como si todos estuviéramos desapareciendo desapercibidos en cada instante. Hay un ser supremo en quien yo confío y tú puedes confiar. En tu rostro puedo ver desconsuelo, puedo ver desesperación por salir a trabajar y traer el pan para tu hijo. También puedo ver un calvario en tus ojos, ya no te brillan como antes, ese brillo se esfumó. Esta sensación que siento es irreal, no me puedo encontrar ya no se si existo, me estoy perdiendo, y cuando te veo a los ojos, me pierdo mas con tu mirada, contigo tengo todo, y sin ti no soy nada.

 

Las nubes se juntan, el cielo se esta volviendo triste, el viento ya no sopla a mi favor; me estoy perdiendo con tu voz. En esta vida todo es pasajero, ¡nosotros somos pasajeros!; disfruta este momento, llora todo lo que no has llorado, manifiesta todo lo que no has manifestado, estos momentos son de reflexión, de reinventar, innovar como seres humanos. Este momento es necesario para tu y yo, para poder sobrevivir en un mundo incierto. 

 

Sabes, hoy me doy cuenta que el sol si sale para todos, todo lo que nos obsequia nuestra madre patria es de todos y no solo para unos cuantos individuos, como muchas personas suelen pensar. 

 

La música en el fondo puedo escuchar, es tu favorita, en tu mirada lo puedo notar; la pared cambió su color ya no es blanca, la manchaste con tu amor. Y en la alfombra quedó plantada la figura de tus pies de conejo Blas. Ahora, es el momento de actuar, o tal vez de suplicar, esta en ti. Aquí estoy, estoy contigo. El monitor esta triste lo puedo notar, he dejado de escribir, pero no dejare de soñar.

 

Ruben Mendez
Author: Ruben Mendez

0

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Escribes muy bien, pero sigue faltando centrarse en el objetivo: ¿Qué quiero transmitir? Me comienzas diciendo que viene el fin del mundo, no es exactamente un pensamiento de esperanza.

Deja una respuesta

once + uno =