Saltear al contenido principal

Regina.

No sabes lo difícil que es para mí hablar de esto. Sé que eres mi mejor amiga, que te cuento todo y que siempre estarás ahí para mí; aun así, me duele recordar, y quiero que sepas que no fuiste la primera en entrar en mi vida. Es como una hoja de papel que ha sido arrugada, no importa que tanto la estires, ya que jamás volverá a estar como antes de ser dañada.

Hace 5 años tenía otra amiga, se llamaba Mariana, ¿la recuerdas? Éramos inseparables. Estábamos juntos en el salón, en el patio de juegos, en su casa, en la calle y en todos lados.

El corazón juega de manera muy sucia, ya que yo llegué a sentir cosas muy fuertes por ella. Recuerdo que para mí era la niña más hermosa de toda la primaria, había sido mi crush durante más de cuatro años. Y como una triste historia de amor de niños, nunca se fijó en mí.

Tuve la fortuna de que me tocara con ella en el salón durante mi segundo año de secundaria. Fue un año lleno de emociones, emociones buenas y malas.

Me acerqué a ella. Yo solo quería llegar a tener una relación con ella, no importaba si fuese una relación amorosa, sentimental o de amistad.

Creo que al principio lucí demasiado extraño, o sea, solo me le acerqué. No pedí permiso de entrar a su vida, pero al final ella me lo permitió.

Varias personas me han causado daño, personas que puedo contar con los dedos de una sola mano. Créeme que fue de los que más me ha dolido y dejó cicatriz.

Nos volvimos sumamente cercanos. Llegamos a ser mejores amigos. Jamás creí sentir un afecto de tal forma por una persona, creo que jamás había comprendido tanto el significado de la amistad. Fue el acercamiento a una verdadera amiga por primera vez en mi vida, pero también comprendí el significado del dolor y la traición pura.

Recuerdo que una tarde como cualquiera fuimos por un aperitivo a la cafetería de la escuela. Era muy normal, siempre llegaban sumamente tarde por ambos a la hora de la salida. Pedí un agua natural y ella unas papas fritas. Al momento de que nos entregaron los alimentos los metimos en las mochilas y estábamos listos para pagar, pero la señorita que nos atendió se acercó y nos dio otras papas. Aparentemente hubo una distracción por parte de la señorita y nos fuimos muy felices con nuestra “suerte” de haber obtenido papas dobles.
Compartíamos todo, desde los materiales de la escuela, almuerzo, etc.

Llegamos a una zona de la escuela que todos solían nombrar como las palmeras. Solíamos esperar ahí a nuestros padres como de costumbre, y mientras esperábamos ella abrió unas papas. La lógica de todo humano que tiene sentamientos buenos y positivos (tales como la empatía, compañerismo o simplemente la amistad y el cariño por otro individuo) al tener dos bolsas de papas es compartir una bolsa de ellas con aquel que no tiene ninguna, pero para ella no fue así.

Le pedí de la manera más atenta y amable que me diera la bolsa de papas sobrante, pero aparentemente eso le molestó mucho y se negó a hacerlo. Estaba sumamente confundido, o sea, en serio no cabía en mi cabeza la lógica de no compartir con su mejor amigo.

Insistí varias veces, pero aparentemente era inútil, ya que solo argumentaba –yo me quedaré más tarde y necesito más comida-. Realmente no entendía eso, ya que siempre se quedaba más tiempo que yo, pero lo que ella estaba haciendo es un pecado capital llamado gula.

A los pocos instantes llegó su novio. Realmente yo no le agradaba mucho, ya que yo pasaba demasiado tiempo con ella y eso hacía que él tuviera menos tiempo con ella. Comenzamos a caminar…bueno, de hecho, estabas como escapando de mis comentarios, o sea, nunca dejé de insistir al respecto y ella solo intentaba evitarme.

Pasaron como unos seis minutos aproximadamente en los que solo caminábamos mientras yo seguía insistiendo. Pero creo que ella se hartó mucho y la hice explotar.

Volteó de forma agresiva y me preguntó – ¿para qué quieres papas?, si se nota que te sobra grasa. – Estaba en shock, no podía procesar el comentario que me hizo. Fui capaz de abrir la boca y decir unas palabras – tal vez yo me deshaga de la grasa con dieta o ejercicios, pero a ti lo perra nadie te lo va a quitar-. Me alejé de la escena velozmente con los ojos llenos de lágrimas. Palabras como esas son de las que nunca se olvidan.

En mi cabeza no dejaba de rodar lo anteriormente vivido. Intentaba unir lazos entre los hechos. Sé que ella se enojó por la insistencia que yo tenía sobre ella, pero había formas de decir o hacer las cosas. Su novio simplemente escuchó todo; estaba sumamente feliz, ya no habría alguien estorbando en su relación.

Fue en ese momento cuando me di cuenta de quien realmente era ella y como su ser actuaba ante las relaciones; siempre fue una maldita, en ese momento abrí los ojos, ante todo.

Gracias a ella tuve que buscar otro soporte, ahí es donde entras tú. Me ofreciste tu hombro para llorar y ser el pilar sobre el que yo tenía que pararme. Desde ese momento hasta el día de hoy hemos sido mejores amigos.

¿Recuerdas que te dije que esta situación tuvo cosas buenas y malas? Pues tú fuiste el acontecimiento más bonito que ha nacido de la tristeza de mi corazón.

¿Qué fue de Mariana? Pues el tiempo y la bondad nunca fueron buenos atributos en ella, o sea, le tomó casi un año en buscarme para pedirme perdón. Además, ni siquiera tuvo el valor de decírmelo en la cara, fue por Facebook.

Y hoy en día ya la perdoné, si afectó su comentario demasiado, pero aprendí a vivir con ello y a quererme, mientras dejaba ir a Mariana y lo que en algún momento tuve con ella.

Creo que acontecimientos como este son los que nos forjan como personas, por eso decidí nunca olvidar. Aunque si perdoné lo que ella hizo, prefiero no olvidar para poder recordar cada día la persona que soy hoy. Y que mejor terapia que contándole a aquella persona que estuvo siempre para mí. Gracias, en serio te quiero y aprecio tu amistad.

Lamento haberte aburrido con esto, sé que lo has escuchado más de diez veces. Pero de igual manera que nunca olvidaré lo que Mariana hizo, jamás olvidaré lo que tu hiciste por mí.

JustBeingGerman

Estudiante de Diseño Gráfico, lector apasionado, mexicano y una mente abierta que recorre el mundo.
BookTuber y YouTuber, user "JustBeingGermán".
http://www.youtube.com/c/JustBeingGermán

Volver arriba