Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php on line 1267

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php on line 1304

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php on line 1308

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php on line 1336

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php on line 3456

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php on line 3463

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php on line 3476

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/gravityforms/common.php:1267) in /homepages/35/d651841437/htdocs/clickandbuilds/CCSEscritores/wp-content/plugins/peepso-core/peepso.php on line 2152
Princesa Punk - CCS Escritores Saltear al contenido principal

Princesa Punk

Hola, princesa.

Hoy quiero escribirte sin reservas. Recuerdo muy bien el día en que te conocí. Éramos tan sólo unos niños de secundaria que iban juntos a clases de guitarra. Apenas comenzábamos a aprender los primeros acordes y a descubrir la magia de la música. Tú sobresalías por dos cosas: Tu extraordinaria belleza y tu peculiar forma de vestir. Mientras las demás niñas se esforzaban por ser femeninas, tú rechazabas los colores rosa y preferías vestirte como un niño. Te ponías accesorios de punk-rock y siempre usabas una gorra negra. Tu estilo era único. Yo vivía enamorado de ti, pero nunca me atreví a decírtelo. Comencé a escribirte canciones, que nunca te canté. ¡Cómo me arrepiento! Fuimos los mejores amigos, pero sólo eso, por culpa de mi timidez.

Pasaron los años y el tiempo se encargó de separarnos. Cuando te fuiste, te llevaste todo: La música, el entusiasmo y mis secretos. Seguí componiendo canciones pero la sustancia ya no estaba. La vida no era la misma. No había otra criatura en el mundo con la que hiciera una conexión como la nuestra. Adopté tu estilo. Las playeras oscuras y las pulseras de cuero se volvieron rasgos de mi persona. Pero el hombre, no es hombre sin sangre en sus venas. Tú eras la virtud de mi existencia. Después de ti no quedó nada. ¡Cómo me hiciste falta todos estos años! Ya no soy el niño tímido de ayer. Y aunque he vivido otros amores, han sido mal encausados. Ninguno ha sido tan genuino y puro, como el que sentí por ti. Estos últimos años he vivido lastimado. La soledad hizo su morada en mi pecho y la nostalgia empaña mis ventanas.

Ha pasado una década desde entonces. Creí que el tiempo te borraría de mi memoria, pero aquella noche en que te volví a ver, me di cuenta que estaba equivocado. Mis amigos me convencieron de ir a un concierto de Molotov. Yo no quería salir de mi casa porque actualmente sufro un dolor infernal en mi pierna, debido a la negligencia de un médico. Eso ha potenciado mi tristeza y el deseo de morir. Tengo que usar un bastón para caminar. No me gusta que la gente me vea así. Por eso prefiero estar solo. Sin embargo esa noche mis amigos insistieron. ¡Qué sorpresa descubrir que tú estarías ahí! Ahora más alta y bella, con el mismo estilo oscuro, pero con la sonrisa más hermosa. Una sonrisa que esa noche combinaba con las luces del estadio y contrastaba con tu atuendo de rock.

Me dio gusto saludarte y platicar contigo. Saber que ahora te apasionan las ciencias, en especial la genómica y que quieres ser divulgadora científica. Me fascinó escuchar eso, porque yo estudio biología. Por un momento pensé que esos gustos similares crearían una conexión mágica como antaño, y que por fin podríamos estar juntos. Pero mi ilusión se vio desvanecer cuando me contaste que tienes novio y que eres muy feliz con él. A pesar de ello, me alegro por ti. Te agradezco por esa charla amena, y que te hayas preocupado por mi salud. Hace mucho que necesitaba la calidez de alguien como tú. ¡Gracias por existir!

Hoy, que he vuelto a mirar hacia atrás, veo que a pesar de mi dolor, sigo intentando ser honrado. Eso es gracias a ti, por tu influencia. Me di cuenta que todo este tiempo estuviste en mi inconsciente. Sigues presente en mis decisiones. Tus versos hacen eco en mis entrañas. Tu música le da ritmo a mis acciones. Sin darme cuenta, me sigo esforzando por ser digno de ti. Todavía quiero impresionarte, y estoy agradecido por eso. Porque me has hecho una mejor persona. Mis pocos talentos, mi personalidad y mi carácter, los he moldeado para conquistarte. Sé que hoy transitamos caminos distintos, y tal vez nunca habrá nada entre tú y yo. Pero siempre estaré agradecido contigo, por ser mi primer amor.

Por eso quiero dedicarte mis escritos. Porque no hay nadie en el mundo que merezca conocer mi alma, más que tú. ¡Hay tantas cosas que quiero contarte! Todos mis logros son para ti. Diez años de anécdotas bastan para escribirte un libro: Mis conflictos, creencias y sueños.

Princesa, hace tiempo tocaste mi alma con tu alma, y me hiciste feliz. Marcaste mi vida con tu vida, y hoy soy lo que soy, por ti. Déjame hacer lo mismo contigo. Tal vez estos escritos sean la melodía que te ayuden a sanar alguna herida. Los escribo con todo mi amor. Con ellos deseo que te des cuenta que tu vida ha trascendido a algo mayor. Le diste un hermoso rumbo a la existencia de un joven y lo llenaste de rock.

Me despido princesa, las mejores vibras para ti. ¡Hasta siempre!

Ax_plenitud

Escribo igual que sangro. Sangro todo lo que escribo.

Volver arriba