Saltear al contenido principal

PAPÁ!! NAVIDAD LLEGÓ

No recuerdo cual fue mi mejor navidad, pero si me acuerdo cuando de pequeña mis hermanos y yo corríamos a la cocina a comer los chocolates de mamá. La cocina no era grande de hecho mi hermano menor tenía que sentarse en un tronquito.

Comíamos panetones que nos regalaban nuestros tíos, y claro no podía faltar nuestro panetón decente pero rico; mamá preparaba la chocolatada. Papá venía de lejos y nos hablaba de sus aventuras; ser maestro es ser también un padre para otros. Llegaba la noche y mamá nos contaba de sus historias sobre todo de sus ovejas y me gustaba escucharla.

Dormíamos tarde, no había regalos pero lo mejor era esperar hasta las 12 para reventar cuetes. Sabíamos que no existía papa Noel, mirábamos películas navideñas que daban en la televisión. Nuestro televisor era pequeño, esos que tienes que mover las antenas hasta que capte la señal, pero era a color.

Llegaba la hora y solo 3 sobrevivíamos la noche, los demás se dormían, nose cuantas veces hicimos el mismo ritual, pero lo mejor era estar juntos mi padre y nosotros.

Volver arriba