Saltear al contenido principal

No todo está perdido…

Me gusta el rap. Es un género musical que grita muchas de las verdades de la vida. Disipa los pensamientos negativos de mi mente y calma las sombras de un pasado que me atormenta. Sin embargo, esta noche no es así. ¡Por más canciones que escucho, no logro apaciguar mi espíritu! El sudor deambula libre por mi rostro.

Soy Emmanuel Reyes Pérez. ¡Estoy preocupado! ¡Mi novia está embarazada y aun no quiero ser papá!

Durante semanas lo presentí. ¿Qué esperaba? Tuve relaciones sexuales sin protección. ¡Carajo! ¡Qué tonto! Tenía la esperanza de que el retraso en su período menstrual se debiera a su irregularidad, pero no… Cuando ella me comentó la situación, toda palabra me abandonó. ¡Quise que me tragara la Tierra! Pero, aun con eso, no fui capaz de herirla. La culpa no tenía porqué aplastarla solo a ella. No pudo haberse embarazado sola. Y ahora, somos dos los que estamos en aprietos.

Jamás imaginé pasar por esta situación. Nunca pensé que a los veinte años estaría preguntándome qué rumbo tomaría mi vida.

¿Qué le diré a mis padres?, ¿cómo justificaré mi fracaso frente a sus expectativas? ¡No querrán apoyarme! Oh no… Es posible que no quieran ni verme. ¿Podrán perdonarme por tirar sus ilusiones a la basura?

Imagino a mi novia; debe estar llorando en su habitación, abrazando a su almohada, deseando haber sido sensata. Debe estar sufriendo más que yo. Sus padres son estrictos. Posiblemente la echen de su casa.

Las lágrimas bordean mis párpados. Siento cristales rotos en las plantas de los pies. Debe de ser el estrés. De pronto, un retortijón me hace gritar. Enciendo la lámpara que está sobre el buró y busco con desesperación una pastilla que calme el dolor.

La preocupación hizo –según el médico– que enfermara de colitis.

Quisiera estar muerto… para no sentir, para no pensar…

Ocultaré mi consternación por algunos meses. Mientras a mi pareja no se le note que está en cinta, todo estará “tranquilo”.

¡Esto no puede seguir así!

¿Qué gano haciéndome la victima? ¡Nada!

En esta zona hay industrias que reclutan personal constantemente. Me presentaré y haré que me contraten.

¡Basta de lloriqueos! ¡La mejor versión de mí nacerá de este cascarón vacío! Seré como la semilla: aun sepultado, daré fruto.

¡Haciendo frente a las inquietudes es la única manera de controlarlas! No todo está perdido.

La fe será el lago y el amor será mi velero. De la mano de Dios llevaré a mi familia a un lugar mejor. Solo será cuestión de luchar y no rendirse.

Apago la lámpara. Silencio las canciones y se posa en mi habitación un hálito de paz. Cierro los ojos y mis pies descansan. El dolor en el intestino desaparece poco a poco.

Dormiré. Al amanecer, comenzará la etapa más interesante de mi vida.

EmmanuelHLL214

Soy Emmanuel Reyes Pérez, tengo 20 años. Amo escribir. Expresar y transmitir lo que vivo es parte de mi arte. De la mano de Dios, estoy en busca de "la chica misteriosa". ¡Hasta la luna, amigos!

Volver arriba