Saltear al contenido principal

MOMENTOS

 

Es de mañana como las 11am en esos instantes donde buscas un rayo de luz y sentir que cada chispa de luz puede producir calor al llegar a ti, es tiempo de receso en la academia donde todos se van con sus amigos a comprar alguna galleta o un yogurt o lo que se les antoje mientras otros se quedan conversando entre amigas o amigos como esas noticias que sólo esperas ver a tus amigos para contarles porque es tema de interés entre ellos, se oyen esas voces no sabes lo que me pasó ayer al salir de la academia mientras los demás le oyen atentos para saber lo que sucedió y otros van a los servicios higiénicos.

Entre toda esa situación Luna está esperando en una de las bancas a la entrada de la academia a sus amigas para poder ir juntas a la tienda y en esos instantes de espera aparece Fabricio que le ha estado buscando con la mirada o tratando de hablarle siempre que se cruzan, aunque él está en otra clase hay esos momentos como los recesos, las salidas y entradas donde a veces se encuentran. Creo esto parece chistoso porque sólo sus miradas se cruzan cada vez que se ven, pero ninguno de ellos articula palabra alguna cuando de pronto están a una distancia de poder hablarse por lo menos un hola. Luna sabe que al chico le atrae y él es un chico super lindo, es alto es flaco y es muy cortes, no ha proferido ninguna palabra vulgar y le gusta jugar tacos no va a ninguna fiesta donde suelen ir algunos jóvenes en vez de venir a la academia a estudiar. Él es perfecto para Luna, pero ella no se atreve a decirle un hola a él porque en ese momento no busca tener ninguna relación amorosa quiere enfocarse en los estudios y poder ingresar a la universidad, no quiere desenfocarse en sus metas.

Por otro lado, Fabricio sigue buscando la oportunidad de querer hablarle creo esta vez se dispuso a entablar una conversación y se paro delante de Luna mientras ella esperaba sentada a sus amigas al darse cuenta que él estaba allí no se atrevió a verle al rostro y menos de articular ni una palabra lo único que ella deseaba era desaparecer en ese momento y él permaneció un tiempo considerable esperando que levante la mirada hacia él y al poco rato empezó a alejarse con su amigo que le esperaba por ahí. Luna se sintió aliviada y es ese instante de ¿Qué hice? Pobre de él que vino todo determinado que este iba a ser el momento perfecto de empezar algo con ella. Después de todo el ciclo en la academia continuaba por un tiempo más.

Placida Cruz Luna Wallace

_amo la naturaleza, amo mi trabajo, amo ayudar a las personas, amo a mi familia, soy felizmente casada con el amor de mi vida.
amo la vida.

Volver arriba