Miento, te amo ¿Me amas?

05 de febrero, 2021.

23:59hr

Estoy en blanco, siempre me describías como “El Más dulce de los mares, tan profundo, intenso, el más hermoso e inmenso” aún recuerdo ese típico tono de amor en tu voz, y esa mirada abstracta y directa a lo más hondo de mi alma; yo tan estúpido te respondí: “¡Que ridiculez! Es lo más tonto y cursi que he escuchado en mis tan cortos y joviales años de vida” (miento, te amo ¿me amas?) y reíste.

Pero si me vieras ahora, temo no caer en la misma suerte de tus expectativas; qué clase de persona podrías considerarme en estas condiciones, solía escribir mucho, por ti y para ti, mi ilusión era terminar en redactar un libro con tu bello nombre. Hoy en día en mi mente no corre ni una sola gota de inspiración y es extraño. Voy por un poco de agua, reviso el móvil y me distraigo con absurdas publicaciones que mantienen mi espíritu en calma, reproduzco en aleatorio mi lista canciones más escuchadas del 2020 hasta que… un triste y melancólico “Ed Maverick y su ‘Ropa de Bazar”… (tu canción favorita) suena de fondo.

(Para sentir mejor la experiencia del lector, reproducir la música indicada)

-Maldita sea – me dije.

Fue en ese instante, una especie rara de “tele-transportación” recorrió por todo mi ser, cerré los ojos… y te vi.

31 de diciembre, 2020.

23:59hr.

¡Ya sé cuál es mi propósito de año nuevo! ¡Haré música!! ¡El mundo recordará siempre mi nombre! ¡Seré una artista!  – Exclamaste.

Yo no podría estar más que feliz de solo verte sonreír por tus sueños; dieron exactamente las 00:00horas de un nuevo comienzo, una nueva y posible mejor vida a tu lado. Alzamos con firmeza nuestras copas de vino al cielo, con la esperanza que el mundo, Dios y todo aquel que nos escuchara gritar con fe nuestros deseos, conspiren en hacerlos realidad; derramaste un poco de lo emocionada que estabas y… tu sonrisa, no salgo de ese magnetismo tan grande que me genera esa auténtica sonrisa. Nos dimos un fortísimo y cálido abrazo, de esos que logran alinear ambos corazones, donde logramos oír y sentir tan vigorosamente su palpitar.

¡Dime el por qué estoy llorando ahora! Pasaron los días e inesperadamente caí en un vacío en el cual siento que no saldré jamás, te gustaban las flores en tu jardín, ellas al igual que tú se marchitaban ¡Y lloré aún más!, me convertí en un infinito mar salado lleno de lágrimas y perdón, me enfurecí y le grité al cielo, al Universo, discutí con Dios y maldije profundamente esta plaga mortal por esta distancia que no me dejó cuidarte y decirte que todo estaría bien, perdón; fui un cobarde. Cómo desearía retroceder el tiempo y robarte un beso, de esos que no generan el miedo, a matar o morir.

Me seco las lágrimas, débil caigo al suelo, miro hacia arriba y un gran sol destella sobre mi rostro… y sonrío.

El tiempo es pasajero, la vida es una, “Hazlo y si te da miedo, hazlo con miedo” nunca le temiste a nada, “Si lo intentas y fallas ¡Felicidades! La mayoría ni siquiera se atreve ¡Inténtalo, sé feliz y deja huellas por el mundo!” me diste valor, fuiste mi mejor amiga, mi amor, eres arte, eres música; siempre pienso en ti, siempre estaré para ti, espérame por favor.

Recuérdame, protégeme y no olvides nunca que “cuídate”, es una forma de decir “Te quiero”.

¿Te gustó?

Puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 20

Hasta ahora, ¡no hay votos!.

Esta entrada tiene 9 comentarios

  1. Nancy

    Creativo y realista, me encantó mucho

  2. Cobra

    Intenso, cuando se ama con todos los sentidos

  3. MireC14

    Me tome la paciencia de leer algunos otros escritos que aparecen como sugerencia, y a decir verdad tienes talento para redactar es hermoso 💗, se siente cálido en las palabras; muy bonito.

    1. Samya

      Me encantó leer y sentir ésta historia tan intensa y precisa. Felicidades.

    2. Katherine Sánchez

      Por palabras como las tuyas, haces que las personas se motiven a seguir caminos que no conocían y son “más felices” muchas gracias ❤

Deja una respuesta

once − 7 =