Mi Sueño De Amor

PG:

 Que el lector capte la sensación de estar lejos de quien ama y así pueda comprender que esa distancia es lo que hace amargo el estar solo, esperanzado en poder volver a estar juntos pronto.

 

Mi sueño de amor

Aquí estoy yo, en mi espacio. Dentro de cuatro paredes que se transforman en un universo infinito de emociones y sensaciones. Aquí flotando sobre mi cama, escucho como un triste chelo me da su compasión, un piano mágico eriza mi piel y las palabras escritas en mi mente… Todas, absolutamente todas, llevan tu firma. Aquí, en mi espacio, veo como es imposible para el sol, calentar mi helado cuerpo. Y es que el frío lo llevo por dentro, donde reposa mi alma.

Las teclas del piano dejan en este ambiente, notas que elevan mi espíritu, sacándolo de este cuerpo mortal que está tan lleno de ausencias. Aquí flotando en mi universo, busco en cada rincón, las huellas que dejaste para llegar a ti y suelto lágrimas de agonía, porque en mi desesperación, sin tus besos mi alma seguirá estando vacía.

Pensando en voz alta, mis labios mencionan un nombre, uno que hace vibrar mi existencia; es tu nombre, ese que una vez fue pronunciado por tu misma boca para dármelo a conocer. Ese nombre que alcanzó mis oídos para ser grabado por siempre dentro de mi corazón.

Aquí estoy pensando en ti, otro día más anhelándote cerca.

 Muchas noches cierro mis ojos sin realmente poder dormir y pienso en el amor. Ese que engrandece al hombre. Amor para mí, eres TÚ. Tú me engrandeces y me haces fuerte, me haces CREER. Amor es, esos buenos días con sabor a dulces besos, esa melodía que, en cualquier parte del mundo, hace memoria de los dos; es esa mirada tierna y pura que me dan tus ojos; es esa bocanada de aire extra, cuando por el llanto intenso hago apnea; amor para mí es tu sonrisa, esa sonrisa que me ayuda a encontrar calma. Amor para mí, es el sol resplandeciendo en ti, mostrándome lo perfectamente imperfecta que eres. Es la lluvia, mientras camino… cayendo sobre mí. Es el mismo cielo, llorando conmigo, mostrándome que no estoy solo. Amor para mí, es la luna, esa que podemos ver algunas noches, aun estando tú, a kilómetros de mí. Amor es ese hilo que pintamos de rojo en nuestras mentes, ese hilo que nos une y no se rompe. Ese hilo que es solo para dos. Hilo sin fin, no importa donde estemos parados. 

Sé que me estás leyendo y ahora mismo no sé dónde te encuentras, pero allí, donde estás, quiero que mi amor te alcance. Que las memorias de lo bien vivido, fortalezcan tu corazón y te recuerden que este imperfecto ser, ha de vivir todos los días para amarte.

También debo decirte que quiero aprender a ser mejor, porque tú mereces las diez maravillas del mundo. Eso y aun mucho más. Voy a tratarte como la reina que eres y por eso te entrego mi corazón, del que, sin saberlo, ya eres dueña; en él estoy construyendo un castillo solo para ti y hoy quiero pedirte que pases para habitarlo. Durante nuestra vida juntos, aprenderé a entender tus silencios; secaré tus lágrimas o tal vez lloraré contigo, pero jamás dejaré que te sientas sola. Cuando el frío se apodere de tu ambiente, seré fuente de calor y abrigo para ti.

Yo también tengo cosas que pedirte, pues en el amor de pareja siempre existen dos partes, y yo como una de esas partes, quiero sentir tu abrazo cuando el descontrol de mis pensamientos se haga más fuerte. Cuando mi mente sucumbe ante el dolor, ante la desesperación, ahí, en ese momento es cuando más te necesitaré. Te pido que no ignores nunca mi dolor. No me trates con indiferencia, no me lastimes con esa frialdad que puede consumir hasta el más ardiente fuego. No rompas mis esperanzas, no atravieses mi pecho con la lanza del rencor, esa que quema por dentro y todo lo destruye. Regálame siempre tu hermoso cariño y no dudes nunca de mi amor. Hazme sentirte siempre cerca, pendiente de lo nuestro, así como yo siempre lo estaré de ti.

Si el amor de ambos es sincero, venceremos siempre, aunque tengamos en contra al mundo entero.

Sé que vamos a luchar, creo fielmente que vamos a ganar; tú y yo juntos somos invencibles, por eso sé que nada nunca nos podría separar. Tú, amor mío, sigues siendo mi primer pensamiento al despertar.

Dhierich Jarwell Valderrama Núñez
Author: Dhierich Jarwell Valderrama Núñez

Vive el hoy. Mañana no es vida.

1

Dhierich Jarwell Valderrama Núñez

Vive el hoy. Mañana no es vida.

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Es una muy bella carta pero está partida en dos. Recuerda que no debes querer decir todo en cada reto. Cuál es el qué y el para qué… todo el inicio no responde a ello. Tu verdadero reto comienza en MUCHAS Noches cierro…

Deja una respuesta

dos × cuatro =