Saltear al contenido principal

Mi hermano, mi amigo.

Sergio, hermano, agradezco esta oportunidad que tengo para decirte lo mucho que he aprendido de ti. Quizá por la modestia que te caracteriza dirás que nada me has enseñado, pero a través de tus actos, en tu forma de convivir y de enfrentar la vida me has dado las mejores enseñanzas de la vida.

En este punto, debo hacer un viaje al pasado y recordar nuestra infancia, veo poco a poco la carita de ese niño regordete que a su temprana edad dejó ver su carácter alegre en todo lo que hacía, has sido desde pequeño la sal y la pimienta de toda la familia.

Desde tu adolescencia, quien ha tenido la fortuna de conocerte, sabe que no puede estar uno triste a tu lado, pues tu alegría y tus ocurrencias siempre nos han contagiado.

En nuestra época de juventud y madurez has sido para mí más que un hermano, eres en la actualidad el amigo que muchos querrán tener pues, contigo se puede uno abrir plenamente, tu inspiras confianza a toda la gente que llega a tratarte  y dejas que fluyan nuestros sentimientos, quien ha tenido la oportunidad de conocerte sabe que puede tener en ti al mejor confidente, eres esa persona que uno busca porque sabe que escucharás sin juzgar y brindarás los mejores consejos, contigo he sentido la confianza (y estoy seguro que muchos más), de llorar sin recato y reír hasta arrancarnos las lágrimas.

Has tenido que pasar por accidentes,  operaciones y amputaciones y todo eso no a provocado que tu ánimo se venga abajo, nos has enseñado a pasar esos duros trances con optimismo y en muchas ocasiones con una gran sonrisa al hacer mofa de lo que te ha ocurrido. En tu vida aplicas esas frase que dicen por ahí… “al mal tiempo buena cara”.

Con la franqueza y sinceridad con que enfrentas las cosas he aprendido a aceptar mis errores, por dolorosos que sean, me has enseñado que para que la gente pueda confiar en nosotros, primero está la honestidad.

Por todo lo que he expuesto reitero que más que mi hermano eres mi amigo y te digo con el corazón en la mano que hasta el final de mi existencia siempre te llevaré en mi corazón.

Acerca del autor: José Juan Espinosa Mercado

Soy sociable, me gusta escuchar a la gente, vivir la vida sin perjudicar a nadie y tener a la mano buenos libros.

Jose Juan Espinosa Mercado

Soy sociable, me gusta escuchar a la gente, vivir la vida sin perjudicar a nadie y tener a la mano buenos libros.

¡Involucrarse!

Bienvenido a CCS Escritores

Únete a nuestra comunidad y forma parte del nuevo grupo de escritores CCS 7-25

Comentarios

Narcisa Robles gracias por leer mi texto, que Dios le bendiga.
Hace 3 meses
Romina Bayo José: Muy buen texto. Revisa ortografía, se te fueron algunos errores.
Hace 3 meses
Volver arriba