Saltear al contenido principal

Lo mejor, lo peor y lo que espero

Lo mejor de mi semana:

Mi semana fue fantástica, todo sucedió muy rápido. El primer día se dio una conferencia sobre el día mundial de la discapacidad, conmemorando la inclusión social y el respeto, me sentí identificado. También se celebró un año más de independencia de la capital Quito, cantón donde yo resido. Fue un programa bonito, pero ocupó todo el día de labores escolares. Los siguientes días no fueron muy emocionantes, ya que, por fallas de los conductos de agua potable, se suspendieron las clases desde el martes hasta el viernes, así que aproveché al máximo dedicándome a escribir; es lo que más me encanta y apasiona. Fue lo mejor por que pude darme un descanso y así dedicarme de lleno a este proyecto.

Lo peor de mi semana:

Oscar no disfrutó de los últimos días de la semana. Se encontraba confuso, revuelto en mil ideas, todas engorrosas para él. No asistió a clases por que las actividades escolares fueron suspendidas por fallas del sistema hidráulico. Estuvo muy distraído, absorto en sus profusas responsabilidades, que parecen amargarle los días. Pensaba en ella. Desde el día que le confesó su cariño, ha cambiado mucho con respecto a su actitud con él; no le habla, no le escribe, no lo busca, como si el sentimiento que los mantenía unidos se hubiese desvanecido. Lo que empeoró su semana por completo fue el no poder verla; le urgía aclarar ciertas cosas con ella, poder abrazarla y contemplarla, porque el realmente estaba enamorado. Tuvo un estrés obsesionante. Parece que no fueron sus días de suerte. Necesitaba solucionar sus problemas, pero no sabía cómo. Optó por distraerse un poco buscando una salida rápida de sus agobiantes tareas.

Lo que espero que suceda en la próxima semana:

Oscar, tu semana tuvo muchos aspectos positivos, pero no quiero poner a un lado los negativos. Qué bien que hayas disfrutado de tu semana de descanso, aunque no del todo, pero pudo ser algo considerable para ti. Aprecio tu productividad, tu dedicación en lo que más te apasiona, pero, por otro lado, comprendo tu obsesión por tus responsabilidades y tus sentimientos hacia esa persona que tanto aprecias. Por eso, espero que la próxima semana no pierdas tu entusiasmo, para que puedas continuar trabajando en tus expectativas y progresar en todas tus acciones. Eres un chico muy dedicado, te admiro. También espero que puedas encontrar la solución para tus dudas, que logres salir de tus aprietos. No es sencillo, pero si le dedicas a cada actividad el tiempo que estas requieren, obtendrás resultados considerables. Tampoco dejes de un lado a tu chica, así que en estos próximos días busca pasar más tiempo con ella, resolver tus inconvenientes con respecto a tus sentimientos hacia esa persona, abrázala, trata de decirle cuánto la aprecias y la quieres. Querido amigo, espero que así sea tu próxima semana, pero, sobre todo, ¡aprovéchala!

Oscar Secaira

Un camino si no lo andas, nunca llegas.
Un terreno si no lo cultivas, nunca da frutos.
Un negocio si no lo atiendes, nunca prospera.
Un ser humano si no se educa, nunca mejora.
Un trabajo si no lo empiezas, nunca lo haces.
Un libro si no lo aplicas, nunca lo entiendes.

Volver arriba