LAGRIMAS

Mi cielo está nublado por las lágrimas que trae tu ausencia, -me pregunto cómo puede hacer tanto daño lo que ni siquiera está presente- como puedes irte sin decir nada; aun sabiendo que mis días son coloridos cuando estas. Quizás lo que deba escribirte sean letras de despedida, pero soy tan inexperta en ello; que deberías darme por lo menos una clase para dejar ir aquello que amas, enséñame a ser como tú, a no sentir dolor cada vez que te digo adiós, ayúdame a borrar tu nombre para ver si así dejas de doler. Permíteme conectar tu alma con la mía una sola vez; para explicarle que eres tú el que no acepta mis promesas; que yo podría hacerte feliz todos y cada uno de tus días, pero que insistes en poner una barrera que me impide tocarte.

No creo que merezca tanto dolor, sin embargo; no me queda otra opción; te iras y yo tratare de borrar tus recuerdos a través de las lágrimas que con tanta fuerza brotan de mis ojos…

0

Deja una respuesta

12 + cuatro =