La oscura realidad

 

Estimada Adriana

 

            No sé cómo contarte esto, pero aquí voy.

 

            Se que aun soy pequeña como una flor que acaba de nacer y que no conoce como es el mundo de frio y oscuro, como una noche con lluvia y que posiblemente nunca a sufrido mal alguno, pero no es así ; querida amiga yo he sido acosada por un familiar cercano, desde muy temprana edad, tal vez no de manera física pero si de forma virtual, esa persona siempre es de insultarme o criticar todo lo que haga, así sea una cosa buena, a todos lados donde iba enviaba mensajes que decían cosas que me herían y que me hacían sentir muy mal, ¿cómo no sentirlo? si apenas era una pequeña niña, a esa edad no debía preocuparme si no que debía disfrutar, a pesar de que mis padres trataron de que no pensara en eso yo no podía comprender  del todo,  eso provocó que por un largo tiempo rodara por la almohada, viera al techo y pensara ¿Por qué a mí? Yo que me considero bondadosa y hago buenas acciones, después de reflexionar me dije, no debe de afectarme si en realidad yo no soy así.

            Hoy en día ya no me preocupa lo que piense de mi o lo que me haga, porque gracias a la gran ayuda que me dieron mis padres he aprendido a ser mejor que ella y ahora soy más feliz que nunca, porque al salir por las calles puedo sentir el viento soplar sobre mi rostro y sé que ya no me asusta que dirán, solo seré yo.

 

            Gracias amiga por leerme, tenia que contarlo, dejarlo salir, no sabes cuanto aprecio que lo hayas leído.

 

ATTE

 Tu amiga Faty

1

Esta entrada tiene un comentario

  1. romina

    Falta dibujar más la situación, y mostrar el cómo ese pasado se vuelve significativo para el personaje. Hablamos ayer de esto.

Deja una respuesta

15 − 8 =