Saltear al contenido principal

“LA ENFERMEDAD Y LA VIDA”

Argumento : Enfermedad inesperada:
Alma, una joven mamá separada pocos meses atrás, dedicada a su hija y el
trabajo, con buen humor y buena cara a la adversidad a pesar de haber sufrido
maltrato físico y psicológico en su corto matrimonio, con el entusiasmo suficiente
para seguir adelante con su vida. La aparición de un problema quístico es el inicio
de otros procesos quirúrgicos.

Trama:
1. Responsabilidad absoluta: Alma es asistente administrativo y se promete
vencer retos y miedos y cumplir con este sueño de darle a su hija una buen
educación y vida feliz.
2. La muerte: Cuando estaba a unos días de cumplir 10 años murió su hermano
mayor quien cumpliría 18 años provocando miedos, inseguridades problemas
emocionales, pero con una chispa de luz escondida y encendida que no le
permitía dejarse caer.
3. La enfermedad: con el afán y el orgullo de tener a su hija con pensamientos
de perseverancia para para construir ese sueño de una vida llena de felicidad
y plenitud, enferma repentinamente y debe ser intervenida quirurgicamente

4. Amor: después de su primera cirugía se reencuentra con un amigo de su
hermano (que tenía años de haber fallecido) él la invita a tomar un café y
comienzan una bonita relación.

5. La realidad: Alma enferma de problemas poliquísticos y los médicos dicen que
deben quitar la matriz, con planes de boda con su pareja lo comenta y sugiere
adelantar los planes para embarazarse antes de que le quiten la matriz. Su
pareja se niega. La relación toma otro rumbo y ella decide terminar.

RETO # 11 AUTOR: Alma Delia Pérez Irineos

7. El intento: Alma busca tratamientos alternativos para evitar que quiten su
matriz ya que otros médicos y su familia consideran que a sus 26 años es una
edad muy temprana para quitarle su matriz.

8. El resultado: Los estudios médicos después de tratamientos diversos le dan
como resultado que ya no tiene quistes y sigue adelante con su vida, su hija.
Estudia una carrera técnica contable y da mejores resultados satisfactorios en
su trabajo, su hija crece e ingresa a sus estudios superiores.

14. Su agradecimiento: Alma está muy orgullosa y feliz sabiendo que su hija es
feliz cumple sus metas y comparte sus logros.

Desarrollo:
Viví una etapa complicada después de la muerte de mi hermano, sentí miedo y
abandono. Mis otros hermanos me hacían enojar constantemente, maldades hasta
hacerme llorar, a veces le decían a mi mamá que era yo quien los molestaba,
terminaba siendo regañada, me aislé y viví en mi mundo por mucho tiempo. Crecí
con sueños e ilusiones que se rompían, después me casé y tuve a mi hija, me
divorcie después del maltrato físico y emocional en nuestro matrimonio. Me separe
y un día repentinamente enfermé, recuerdo aquel día en que apareció un fuerte
dolor abdominal robándome el aliento y de nuevo pasó así que por la tarde y
después de una larga espera tocó mi turno y pase a consulta, tras una revisión
bastante superficial y con poca atención el doctor me indicó una pastillas para
“gastritis” obsequiándome tres frascos no negociables de laboratorio, me dirigí a
casa de mis padres, mi hija estaba en su casa al llegar le platique a mi mamá que
ese dolor no me parecía de problema gástrico. Al llegar a casa me tomé las
pastillas a la mitad de una ligera cena y me fui a la cama con mi hija. La mañana
siguiente al despertar quise levantarme y un intenso dolor en mi abdomen me
hizo gritar y retorcerme en la cama hasta llorar, mi hija me miraba asustada con
poco menos de tres años de edad y me acariciaba mi cabeza, su carita angustiada
y con voz preocupada.

Tengo presente el momento en que entré a quirófano a eso de la 1:30 pm y
comencé a escucharlas voces distorsionadas de los médicos hasta que no supe
más, con voz soñolienta pregunte la hora y el papá de mi hija respondió las 10 pm
, me extrañó mucho porque habían transcurrido tantas horas y yo sentía sueño el
efecto de la anestesia era bastante. Entró mi tía y recuerdo que mi vita era borrosa

RETO # 11 AUTOR: Alma Delia Pérez Irineos
y apenas logre distinguirla, ella movió la cabeza diciendo que no y percibí que se
limpió unas lágrimas, en otro momento otra de mis tías acarició mi cabello y logre
saludara con un hola tía, que hora es? ella dijo que pronto serían las 11 pm y en
seguida me dormí de nuevo. Escuche que tocaron la puerta y abrí los ojos cuando
vi entrar a mi papá, se acercó y beso mi frente y enseguida pregunte ¿qué hora
es?
– Las 6:00 am – tenía el cuerpo adolorido por completo, lo miré con extrañeza
y me dijo – estuve muy inquieto y no pude dormir, decidí venir a verte. Ayer
ya no te contábamos, después de una cirugía que duraría 1 hora según los
médicos, preguntábamos y nadie nos daba noticias todo estaba muy
extraño y pasaron horas y no teníamos noticias hasta que tu tía (su
hermana) decidió meterse sin permiso hasta quirófano, de donde la sacaron
enseguida y discutió porque no nos daban noticias, entonces la doctora le
dijo:
– Se puso grave y la tenemos en terapia intensiva en espera de que mejore,
se nos fue por un momento y pensamos que la perdíamos, mi tía se asustó,
pidió pasar a verme y cedieron. Mi papá dijo que mi cara estaba
completamente hinchada y mi nariz se perdía.
Como a las 9:00 pm me pasaron al cuarto de hospital y dieron acceso a mis
familiares poco después. El cirujano argumentó que en el hospital no le
permitieron que llevara a su equipo médico y las enfermeras no suministraron
más agua de la indicada para mis riñones y fue el momento crítico en donde
me puse grave y casi pierdo la vida.
Después de cirugías superadas ahora mi hija terminó su carrera y tiene su
negocio y yo sigo creciendo laboralmente sintiéndome plena y feliz

Acerca del autor: Alma Delia Pérez Irineos

Yo soy una mujer amorosa, responsable y libre!.
No sé como pero tengo esperanza,
no sé como pero sé que soy feliz.
He tratado tantas veces de encontrar una razón
que justifique el por qué de tanto amor.

¡Involucrarse!

Bienvenido a CCS Escritores

Únete a nuestra comunidad y forma parte del nuevo grupo de escritores CCS 7-25

Comentarios

Sin comentarios aún

Alma

Yo soy una mujer amorosa, responsable y libre!.
No sé como pero tengo esperanza,
no sé como pero sé que soy feliz.
He tratado tantas veces de encontrar una razón
que justifique el por qué de tanto amor.

Volver arriba